Consejos para eliminar el estrés laboral

Corta el estrés para crecer, vuelve a ser el profesional que eras

El estrés sucede cuando experimentas situaciones laborales que no son cómodas. Corta el estrés para crecer.  Hace que dejes de ser productivo y esto no es bueno para la empresa.

 Puede ser causado por muchos factores, como:

  • El jefe.
  • Los compañeros.
  • El ambiente del lugar de trabajo.
  • El horario.
  • El lugar de trabajo.
  • Que el trabajo exija demasiada demandada.
  • Descuidar a tu familia o amigos.
  • Etc.

Todo esto es malo, ya que puede provocar que enfermes física o mentalmente. En tal estado, no podrás ser productivo. Eso es malo para ti y para la empresa, por lo que se deben de adoptar medidas.

Nadie está exento de sufrir estrés laboral. Las formas de estrés anteriormente descritas están al alcance de todos. Así que, gracias a Fimijob, voy a compartir contigo algunos tips para eliminar el estrés laboral. Podrás seguir viviendo sin que afecte a tu salud o relaciones.

Tips para eliminar el estrés laboral:

1. Vive el presente:

Esta frase es muy típica, pero es necesario que conectes con tu adolescente del pasado y empieces a vivir sin pensar tanto en el futuro. La mayoría de las preocupaciones que tenemos tienen que ver con el futuro, muchas veces esas cosas aún no han pasado. Céntrate en el ahora, en tu trabajo y en los problemas reales del presente.

Cuando llegue el problema, se le dará solución. Mientras tanto, deja de lado el futuro, la nostalgia y la tristeza del pasado ¡Estas cosas no están sucediendo ahora! Pensar en lo que “ya ha ocurrido”, o bien, en lo que “ocurrirá”, no te permite conectar con el presente, con las emociones buenas. Sólo perpetúa estados de angustia constantes. Cuando te encuentres en este estado, sigue estos pasos:

  • Coge aire y respira profundo.
  • Intenta verte desde fuera, desvincúlate de ti y mírate a ti mismo como si fueses otra persona y pregúntate qué le está ocurriendo a esa persona ahora mismo.
  • Observa tu presente y rechaza lo irreal.
  • Corta el estrés para crecer.

2. Identifica si es estrés o agotamiento:

Puede parecer absurdo, pero es muy importante saber diferenciar ambas, ya que cada una tiene una solución distinta. Cuando estamos estresados, normalmente es porque tenemos una gran presión encima o porque tenemos metas a las que nos cuesta llegar. Cuando estamos agotados, es porque tenemos un exceso o porque no descansamos bien. Se pueden dar ambas a la vez, pero tenemos que intentar identificar si lo que debemos hacer es: rebajar la presión o reducir el ritmo.

3. Cuida tu perspectiva:

Si durante todo el día piensas en lo estresado que estás, al final se convertirá en tu realidad. Corta el estrés para crecer, céntrate en las cosas buenas que te pasan. Tu perspectiva define tu realidad. Es difícil tratar este punto, pero socialmente se nos suele educar para que nos fijemos en los errores y los problemas. Por ello, intenta cambiar tus pensamientos, haz un esfuerzo consciente y enfócate en todo lo que está bien a tu alrededor. Aunque sean cosas sencillas, disfrútalas. Que no te impidan disfrutar de los pequeños detalles que te hacen sonreír

Cómo identificar el estrés laboral

No gestionar el estrés laboral puede tener consecuencias fatales en el trabajo

A menudo, en nuestro entorno laboral, entramos en una espiral que no parece acabar. Van pasando los días y, poco a poco, añadimos tareas que se van uniendo a otras. Como resultado, el estrés puede tener consecuencias, tales como que la productividad baje a niveles preocupantes. Hay que controlarlo, pues puede haber un desenlace fatal para nosotros.

Entonces, ¿cómo lo identificamos? Filmijob te da cinco pistas.

1. Tiempo que le dedicas al trabajo.

Pasas mucho tiempo en el horario de trabajo, incluso fuera del trabajo que te corresponde, sin que te des cuenta tu vida personal va desapareciendo. Empiezas a robarle tiempo a tu vida y el que le dedicas no es de calidad.

2. Inseguridad sobre tu situación laboral.

Si tienes miedo a perder el trabajo, esa preocupación influirá irremediablemente en tu estado de ánimo y en tu salud. Además, es posible que haya un efecto de retroalimentación. Es decir, padeces estrés laboral porque te preocupa quedarte sin empleo y te obligas a aceptar situaciones estresantes para evitar el despido. Finalmente, acabas asumiendo más trabajo o peores condiciones, aunque eso te haga sentir mal contigo mismo.

3. Mal ambiente en el trabajo.

No disfrutar de un buen clima laboral puede tener repercusiones en distintos aspectos, desde el propio estado de los trabajadores hasta una disminución de la productividad. Está demostrado que nuestro centro de trabajo es una de las ubicaciones que centraliza nuestra socialización adulta. Allí nacen y se desenvuelven muchas de nuestras relaciones personales. Por esto, hay motivos que pueden generar un mal ambiente. Podemos destacar el no sentirnos integrados en el grupo, o bien, percibir que te discriminan por alguna razón. Acudir al trabajo en estas condiciones al final se convierte en una dura prueba que acaba pasando factura.

4. Sentirse poco valorado.

Todos nosotros deseamos ser valorados. Desde pequeños nos inculcan la importancia de recibir un buen feedback. Primero de nuestros profesores de la escuela, posteriormente en el trabajo, por las palabras compañeros y superiores. Si esto no ocurre, la frustración no tarda en llegar. No obtener en los demás la reacción que buscamos y necesitamos para sentirnos mejor, produce efectos negativos en nuestra autoestima. Pensar que no eres capaz de hacer las cosas bien es una consecuencia directa.

5. Falta de motivación.

Puede que no te sientas recompensado como te mereces, ni por el sueldo, ni por las valoraciones que recibes. Quizás tu trabajo no te parezca interesante, o bien, no te sientas capaz de hacerlo adecuadamente.

A raíz de todas estas cosas, es normal que aparezcan grandes dosis de ansiedad y estrés. Hay que evitar la presión a la que nos vemos sometidos, aquella que procede del exterior y también la que está en nosotros mismos. El estrés puede tener consecuencias, no hay que olvidarlo nunca.

Cómo evaluar el desempeño laboral

La evaluación del desempeño laboral es un factor clave para explotar el talento

Es una acción útil para poder medir el nivel de productividad interno y comprender si se están llevando a cabo los objetivos. La evaluación del desempeño laboral permite avanzar con los empleados, ya que se adoptan medidas relevantes. Desbloquea al trabajador y proporciona la posibilidad de seguir cumpliendo metas.

La evaluación del desempeño laboral marca la diferencia con respecto al talento. En Filmijob creemos que es importante, pues ayuda a entender la situación del trabajador y fomenta su desarrollo.

¿Cómo podemos realizar la evaluación del desempeño laboral?

Existen muchos métodos para proceder a estas evaluaciones:

  • Valoración de un jefe: consiste en que un superior, un supervisor, un jefe o alguien que conozca al empleado evalúe cuál es el rendimiento del empleado.
  • Autoevaluación: la propia palabra lo dice todo. Es el empleado quien evalúa cómo está siendo su actividad.
  • Valoración de los compañeros: cuando varios empleados realizan el mismo trabajo. Puedes hacer una evaluación, dado que conocen cuáles son los límites y los mínimos de su trabajo.
  • Estudio de los clientes: medida muy extendida en la actualidad. Permite conocer el rango de agrado del cliente y el desempeño de tus empleados.
  • Valoración informática: si trabajáis con tecnología, esta medida es eficiente. Consiste en revisar acciones del empleado con sus elementos tecnológicos. Por supuesto, requiere de un consenso con el empleado, así como una autorización.
  • Ejercer todo lo anterior: las valoraciones también pueden ser conjuntas. Ejercer todos los métodos anteriores te dará una visión amplia sobre el desempeño de tu empresa. No obstante, será más larga y laboriosa.  Al terminarla, habrá muchos datos que requerirán tiempo para el análisis.

En definitiva, existen numerosas formas de hacer una valoración del desempeño. Por este motivo, dependiendo de tu tiempo y de tu empresa, podrás realizarlas. Lo importante es que se hagan en condiciones adecuadas y en el momento correcto. Huelga decir que no se deben hacer a la ligera, ni sobre empleados o clientes cansados o hastiados. Esto sólo nos llevará a una evaluación errónea. Arruinará los intentos de hacer crecer a los empleados y la empresa.

Videoentrevistas asincrónicas

Las videoentrevistas asincrónicas permiten una mejor distribución del trabajo

Hoy, desde Filmijob, te contamos por qué los equipos de recursos humanos están empleando más las videoentrevistas asincrónicas para distribuir trabajos. Las dinámicas no han afectado a todos por igual. ¿Por qué? Mientras unos se ven anegados en un mar de restricciones, otros se han ralentizado. Es más, no ha parado la creación de herramientas que aligeren los procesos.

En relación con lo anterior, se han facilitado herramientas rudimentarias en ciertos campos. ¿Qué consecuencias ha tenido? La ralentización y obstaculización en los procesos de selección. Un ejemplo es el traslado de las entrevistas al ámbito online. Por una parte, ha recortado tiempo. Por otra, lo han ampliado. Porque, aunque quedan eliminados los desplazamientos, los problemas técnicos han aminorado el ritmo.

El cambio en la dinámica puede resultar insignificante en empresas pequeñas. Sin embargo, no lo es para empresas de mayor envergadura. Reciben más curriculums y surgen problemas en línea. Estos son los que se evitan con las videoentrevistas asincrónicas.

Este tipo de formato tiene muchas ventajas:

Porque la videoentrevista asincrónica es ideal para consultar entrevistas. Te permite hacerlo desde cualquier parte y en el momento que tú decidas. No sucede lo mismo en una videoentrevista convencional, dado que el reclutador y el candidato participan al mismo tiempo.

Son sensacionales las videoentrevistas asincrónicas para distribuir trabajos. Gracias a estas, los candidatos graban videos de respuesta a cuestiones planteadas y los reclutadores pueden consultarlos en cualquier momento.

A tener en cuenta:

  • Aumenta la seguridad de los candidatos y los reclutadores.

Por culpa del virus covid-19, es mejor reducir de forma tajante las dinámicas de grupo y los contactos sociales. En este sentido, ayudan mucho las videoentrevistas asincrónicas para distribuir trabajos. Suprimen concentraciones de personas en las puertas de despachos.

  • Reduce las molestias.

Al reducir el contacto, aumentarás la comodidad de ambas partes. Evitarás los desplazamientos innecesarios y organizar la agenda con citas imposibles para poder entrevistar a los candidatos. Ambas partes podréis trabajar cuando os venga mejor. Dejarás de invertir tiempo en organizar y cuadrar la agenda.

  • Son perfectas las videoentrevista asincrónicas para distribuir trabajos.

Da igual el numero de candidatos que tengas. Tú eliges el tiempo que vas a dedicar a cada uno. Antes de que te pongas a revisar videos, el sistema te recomendará los mejores candidatos. Así pues, podrás empezar por estos y visualizarás el contenido sin tener los retrasos de las entrevistas cara a cara.

Cómo implementar la formación in company

Analizad las carencias para saber si hay que implementar la formación in company en la empresa

La formación in company tiene múltiples beneficios, motiva a los empleados, reduce la tasa de rotación, permite una mayor especialización… ¿Tienes que implementar la formación in company? En el anterior post exponemos qué es y qué beneficios tiene.

Filmijob os trae las recomendaciones para aplicarla: 

1. Detectar las carencias:

Para implementar la formación in company, primero tenemos que preguntarnos qué sabe nuestro personal y en qué falla. También qué es lo que nos falta. De esta manera, averiguaremos cuáles son los obstáculos que les impiden avanzar y ofreceremos una formación adecuada. Esta suplirá lagunas, ayudará a desempeñar el trabajo y hará crecer a todos. Lo principal es cubrir las necesidades de formación de la empresa y tener claro que no todas las formaciones valen para todos los sectores.

2. Valoración de la propuesta:

Estudia los recursos disponibles. El segundo paso es analizar si llevar a cabo todas estas formaciones nos va a salir rentable, de tal manera que nos proyectemos hacia el futuro y descubramos de qué manera se van a monetizar estas acciones. Si van a ser rentables a corto, medio o largo plazo. En cualquier caso, siempre es conveniente tener a empleados mejor formados y más especializados en su trabajo y su rol en la empresa.

3. Elegir el formato adecuado:

Las formaciones son un proceso de aprendizaje, es por ello por lo que nos conviene que nuestros empleados les saquen el máximo partido posible. Debemos valorar cómo creemos que van a aprender más, si con una enseñanza presencial, semipresencial, online o al aire libre. Lo generalmente extendido es que el docente se desplace al centro de trabajo e imparta las clases de manera presencial. Tenemos que elegir un formato a caballo entre “que nuestros empleados se encuentren cómodos” y “que se aproveche al máximo la formación”.

4. Impartir los cursos:

Una vez que esté todo definido, debemos de elegir cuándo es el mejor momento para impartir los cursos, cuándo nuestros empleados estarán más preparados para recibirlos y en qué momento del día, ¿Dentro de la jornada laboral o fuera de ella? Con sus correspondientes ajustes, claro. Recuerda que los empleados no son robots y tienen que estar en sus mejores capacidades para aprender.

5. Evaluación de los resultados:

Cuando la formación y los formatos han sido preacordados nos dispondremos a impartir los cursos y recoger los resultados. Es decir, tras nuestra primera formación, deberemos verificar que nuestros empleados han obtenido los conocimientos esperados. Después sabremos si vamos a obtener beneficios en el futuro.

Cómo conseguir talento

El talento es un compendio de varios factores, la tormenta perfecta que lleva al éxito de tu empresa

El éxito de una empresa depende, entre otras cosas, de la capacidad para detectar el talento. ¿De qué manera lo podemos conseguir? Realizando buenos procesos de selección, tales como los que ofrecemos en Filmijob. También debes de poner atención en los empleados que ya tienes contratados. Pueden tener mucho potencial y no estar desarrollándolo por mil motivos distintos. En ese caso, te invitamos a que te acerques a tus empleados e intentes ayudarlos en todo lo posible.

¿Qué es el talento?

En general, una persona con talento tiene valores, ganas, pasión y actitud. Un trabajador normal hará su trabajo bien. En cambio, quien dispone de talento, marca la diferencia. Además, el talento no sólo depende de una persona, también del equipo. Rodearse de un equipo adecuado hará que las personas con talento destaquen aún más. Gente con actitud, con ganas… es la que multiplica los beneficios de la empresa.

¿Cómo atraemos el talento?

El talento nace. Uno de los puntos principales que hay que entender es que todos tenemos talento, sólo hay que descubrir cuál y cómo usarlo. De esta manera, también encontramos los propósitos y, cuando se juntan las ganas de desempeño, la actitud, los conocimientos y una alineación con los valores de la empresa. Ahí nace el talento y se desarrolla.

Otra parte fundamental es crear equipos con talento, que congenien entre sí y que sean diversos, con capacidad para solventar los problemas que ocurran. Un equipo que no sólo sostenga a la empresa, sino que la impulse. Por ello, a la hora de buscar talento, debemos realizar un buen proceso de selección, plantearnos primero “Quién” y después “Qué”.

Con respecto al “Qué”, la persona debe tener valores, brillo en los ojos, muchísima actitud, ganas, pasión y no ver obstáculos. Cuando tengas todas esas cosas, decidirás en qué sitio la colocas. Elige a tus trabajadores y después sus puestos.

Cuando una persona tiene talento y sabe cuál es su pasión, se desarrolla a una velocidad vertiginosa. Pero recuerda: esto sólo sucede cuando das con alguien que trabaje con pasión, que se alinee con los valores de la empresa y encaje en el ambiente grupal.

Cómo prepararte una entrevista

Conseguir el trabajo deseado es mas fácil de lo que crees

Si te gusta una marca y quieres trabajar en ella, Filmijob te da las claves para cumplir este objetivo. Te contamos cómo prepararte para una entrevista. De hecho, es más fácil de lo que piensas. Si lo intentaste en el pasado y no funcionó, quizás dejaste puntos sin tratar en la entrevista porque no los contemplaste.

¿Cómo prepararte para una entrevista?

1. Busca todo lo que tenga que ver con la empresa.

No sólo sus condiciones de trabajo o las preguntas que te pueden hacer en la entrevista, tienes que saber:

  • Cuál es la historia de la empresa.
  • Por dónde ha pasado para llegar a donde está.
  • Cuáles son sus estrategias de marketing, el posicionamiento que tiene la marca, qué está siguiendo la empresa para estar donde está y llegar a donde quiere llegar.
  • Debes conocer su página web, en qué falla, cuál es su canal de venta, cuál es su canal de distribución, qué productos vende y cuáles no. También cuáles vendía, cuáles dejó de vender, cuáles han sido los que le han dado mejores resultados, cómo funciona, a quién le vende… Con esto conseguiremos que, cuando el entrevistador nos pregunte algo relacionado con la empresa, respondamos con datos de su propia empresa. Quedará gratamente sorprendido, pues verá que eres diferente a todos los candidatos.

2. Darse cuenta de que quiere la empresa.

Nadie quiere a una persona que no vaya a ser rentable. Necesitan que hagas dinero en su empresa, que tus labores se moneticen, que les ahorres dinero, ser más rentables como organización con tu ayuda… Tienes que pensar qué vas a aportar a la empresa y qué tienes para suplir sus necesidades. Esto va estrechamente ligado al primer punto: cómo prepararte para una entrevista es fundamental. Debes aprovechar la oportunidad y conocer al máximo el funcionamiento de la empresa que está interesada en ti.

3. Tienes que diferenciarte del resto.

Hay un montón de candidatos y tienes que destacar. ¿Por qué te va a coger a ti el entrevistador? Pilla una libreta y apunta qué tienes que ofrecer y qué pueden tener otros. Encuentra tus rasgos diferenciadores, qué haces tú mejor que otras personas. Estos puntos ayudarán en el proceso de cómo prepararte para una entrevista.

Cosas que no debes hacer nunca en una entrevista:

  1. Nunca llegues soberbio, chulo o muy decidido, no te sientes en la silla desgarbado y dando órdenes o pidiendo cosas (como una cifra de sueldo, o un tipo de recurso). Siéntate y escucha cuál es la oferta. Aunque seas el mejor y lo sepas, no te comportes como una persona sobrada, porque dará la impresión de que no vas a encajar en el trabajo. Si entorpeces, la empresa irá mal. Demuestra que eres empático, humilde y que sabes trabajar en equipo. Exterioriza, a la vez, tu asertividad. No te dejes pisotear.
  2. No digas tus malas experiencias, no hables mal de tu anterior jefe o de tus anteriores compañeros. Dará la impresión de que eres una persona sucia y que vas a hablar mal de ellos también cuando te vayas.
  3. Evita ser pesimista o dar pena, nadie quiere a alguien con bajos ánimos. Que no tengas ánimos por la empresa, hará que te descarten. Probablemente te digan que ya te llamarán, pero la realidad es que pasarán al siguiente candidato.

En definitiva, infórmate sobre la empresa en la que vas a hacer la entrevista y ve con una buena actitud. Si sigues todos los pasos anteriores, posiblemente consigas el puesto que deseas.

Atrapa el talento en tu empresa

Ofrecer buenas condiciones laborales es vital: atrapa talento en tu empresa y evita la rotación de personal

El mundo de los recursos humanos está en constante en evolución. La gestión de talento es un término que usan las empresas para referirse al cuidado de sus trabajadores. Atrapa talento en tu empresa, puesto que es fundamental para triunfar en el mercado laboral.

La gestión de talento se define como un conjunto de procesos de RRHH integrados. Esta acción está diseñada para atraer, desarrollar y motivar. Por esto, atrapa talento en tu empresa.

Sabemos en Filmijob que las personas son los activos más importantes de las empresas u organizaciones. Hasta hace poco, no se priorizaba casi nada en aspectos como la gestión de talento. Realmente, en los últimos años se ha convertido en una cuestión primordial. Actualmente, toda organización busca potenciar y atrapar habilidades de empleados.

En el rendimiento de cada empresa, entra en juego la política de gestión de talento. Por esto, las más productivas tienden a ser las que ofrecen buenas condiciones y beneficios. Ahora bien, dado que muchas conocen el riesgo de que los empleados sean captados por la competencia, han creado un plan de gestión para reducir la rotación de personal.

¿Cómo hacemos que un plan de gestión funcione?

Lo primero es establecer metas y objetivos en conjuntos. El error que cometen los directivos es tratar al personal como un medio más para llegar a un objetivo. Un empleado, que sólo recibe órdenes sin tener la posibilidad de retroalimentarlas, jamás estará satisfecho con su trabajo. Esto provocará una indiferencia ante resultados que se obtengan.

Ofrécele la confianza necesaria para formar parte de la toma de decisiones. Si lo haces, conservará este privilegio con ilusión. Después, mejora sus condiciones laborales. Porque, si quieres que tu empleado responda adecuadamente, debes aportar las condiciones laborales que permitan que realice su trabajo correctamente. Esto creará un ambiente laboral favorable. Atrapa talento en tu empresa con estos detalles.

Puntos para retener talento:

El reclutamiento

Es una de las principales acciones del proceso de la gestión del talento. De hecho, es la primera. Consiste en la capacidad de atraer y atrapar. Hay que hacer ofertas atractivas.

La incorporación a la empresa

Es un proceso más. Este permite que los nuevos empleados se puedan convertir en miembros productivos de la organización. Por ello, tenemos que acomodarlos en su puesto.

Plan estratégico

El proceso de desarrollo de implementación de planes estratégicos y políticas de gestión tiene el objetivo de conseguir las metas que se han planteado en la creación de la empresa. Presenta tus planes, fija tus metas y comenta con tus empleados cómo podéis llevarlos a cabo.

Evaluaciones de 360°

Es una herramienta que poseen los líderes. Permite evaluar el desempeño del trabajo del resto de los miembros del equipo. Valora el trabajo que se ha hecho, así como las circunstancias.

Liderazgo empresarial

Hace que el conjunto de actividades esté orientado a la consecución de objetivos. Por tanto, para ello procura la mejoría de las habilidades.

Desarrollo profesional

Es el proceso de establecer las metas y diseñar los planes empresariales. Estos últimos son los encargados de enlazar los objetivos con los logros particulares. En definitiva, es la planificación de la carrera como tal.

Programa de reconocimiento 

Es una forma de identificar y motivar a las personas y equipos que intervienen. Estos contribuyen, a través de su comportamiento y acciones, para la consecución del éxito de la organización.

Competencias 

Son los comportamientos, las características, las habilidades y los rasgos de personalidad que identifican a los mejores empleados. Es decir, aquellos que tienen éxito y que seguirán disponiendo de él.

Retención

Este es el esfuerzo sistemático que hace orientar a la empresa a mantener a los mejores profesionales. En la retención de talento, la organización también se orienta en crear y fomentar un ambiente de trabajo y clima laboral favorable a la cultura de la alta retención.

Cómo ser más productivos

Con los tips para ser más productivos aprenderéis a trabajar en casa sin caer en las distracciones

Para la mayoría de las empresas, trabajar en casa es más una obligación que una elección. Filmijob os trae los tips para ser más productivos. De este modo, evitaréis que juegue en contra vuestra comodidad en el hogar.

Trabajar en casa puede ser contraproducente. ¿Por qué? Nos levantamos temprano, desayunamos, abrimos el ordenador y se hace difícil entrar en situación. Labores que antes hacíamos en 1 una hora, pueden extenderse hasta el doble. Concebimos nuestro hogar como un sitio para relajarse y evadirse. Por esto, no logramos concentrarnos.

Os traemos los tips para ser más productivos:

Técnica Pomodoro:

Esta técnica fue desarrollada por Francisco Cirilo. Consiste en dividir el trabajo y el descanso, de tal manera que se trabaje 20 o 25 minutos y luego se descanse 5 minutos o 10. De esta forma, trabajaremos en bloques sin fatigarnos. Esta técnica recibe ese nombre porque Francisco Cirilo estudiaba usando los relojes de cocina y estos contaban con un máximo de 25 minutos. Actualmente, es una de las más usadas en todo el mundo, ha cambiado la vida a 2 millones de personas.

Kanban:

Este método consiste en priorizar la calidad de un trabajo sobre la rapidez. La propuesta es dividir una gran tarea en subtareas. Japón Toyota creó esta técnica en los 70. Se utiliza, sobre todo, para visualizar el avance de un trabajo mediante la utilización de tarjetas. En su forma más básica se compone de tres columnas:

  • Tareas que se deben hacer
  • Trabajos que están en proceso
  • Tareas finalizadas

En la actualidad también es muy usada, pero se hace prescindiendo del papel. Hay multitud de herramientas visuales para realizar estos procesos, como Trello.

Comerse la rana:

Este método viene sacado de una frase de Mark Twain, que dice “comete una rana viva a primera hora de la mañana y nada peor que eso te pasará el resto del día”. En éste método, en términos de esfuerzo productivo, hablamos de comernos la rana para indicar la importancia de hacer primero cada día aquello que debemos hacer pero que no nos apetece hacer. De esta forma, aplicaremos todas nuestras primeras energías en esa tarea y para el resto de quehaceres estaremos más relajados y frescos.

Método Jerry Seinfeld:

Básicamente, esta técnica consiste en tomar un objetivo concreto de algo que queramos completar en una determinada cantidad de tiempo. Cogemos el calendario y marcamos un día de inicio y otro de fin y durante este periodo de tiempo no deberíamos de concentrarnos en otra cosa que no sea esa.

En definitiva, dependiendo del tipo de trabajo que tengas que desempeñar, podrás usar unas técnicas o otras o incluso varias a la vez, lo importante es aprender a organizar el tiempo y saber trabajar en cualquier parte de una manera productiva.

¿Qué es el salario emocional?

El salario emocional es una buena iniciativa para afianzar el talento en tu empresa

Filmijob te hace una recomendación: pon un salario emocional a tus empleados. ¿Crees que el talento sólo se compra con billetes? Los profesionales mejor formados valoran positivamente las empresas que les ofrecen mejores condiciones, aunque cobren menos. El salario emocional es una buena iniciativa para afianzar el talento, pues se trata del total de beneficios no económicos que ofrece una empresa a sus empleados, con el objetivo de mejorar la motivación y el compromiso de estos.

¿Qué comprende el salario emocional?

  • Conciliación laboral
  • Bienestar psicológico
  • Oportunidades de desarrollo

Conciliación laboral

Repercute directamente en la retención del talento. Cada vez son más los interesados en ese paquete de beneficios que ofrece la empresa. Es un punto muy importante para la empresa. Un empleado que esté cómodo en su puesto de trabajo, con sus compañeros y tenga cierta afectividad, se quedará en el mismo puesto porque tiene el “salario emocional”.

Cómo disminuir la tasa de rotación

Dentro del mundo laboral está muy valorada la conciliación familiar. Es algo que no distingue de edades. Al final todos queremos poder compaginar nuestra vida con el trabajo, los más mayores porque quizás tengan familia y los jóvenes, probablemente, por sus hobbies. Conceder esa flexibilidad laboral es ventajoso para una empresa, pues el empleado irá más contento y tranquilo a trabajar. Por ende, será más productivo.

Existen otras formas de aportar esta conciliación laboral, como dejar los viernes tarde libres, no trabajar por las tardes en verano, dejar la tarde libre el día de tu cumpleaños… Todo esto fomentará el bienestar psicológico. De hecho, la tranquilidad está muy valorada y al final nos repercutirá directamente a nosotros en forma de productividad.

Ofrecer oportunidades de desarrollo

También es un punto clave en el salario emocional. La capacidad de aprender, crecer y optar a un puesto superior en el trabajo. Además, es preferible tener empleados con más y mejores conocimientos. Estos trabajadores conocerán bien tu empresa.

La dirección de la empresa tiene que ser consciente y partícipe de todas las medidas. Ser la primera que quiera sumar más iniciativas para mejorar todos estos beneficios de clima y cultura. Sobre todo, que esté alienada con los valores de empresa. Porque, al final, es una rueda que va sumando y una cosa ayuda a la otra. Si la dirección de la empresa no cree en lo que supone implementar nuevas medidas, la iniciativa para afianzar talento no va a tener ningún efecto.