Consejos para eliminar el estrés laboral

Corta el estrés para crecer, vuelve a ser el profesional que eras

El estrés sucede cuando experimentas situaciones laborales que no son cómodas. Corta el estrés para crecer.  Hace que dejes de ser productivo y esto no es bueno para la empresa.

 Puede ser causado por muchos factores, como:

  • El jefe.
  • Los compañeros.
  • El ambiente del lugar de trabajo.
  • El horario.
  • El lugar de trabajo.
  • Que el trabajo exija demasiada demandada.
  • Descuidar a tu familia o amigos.
  • Etc.

Todo esto es malo, ya que puede provocar que enfermes física o mentalmente. En tal estado, no podrás ser productivo. Eso es malo para ti y para la empresa, por lo que se deben de adoptar medidas.

Nadie está exento de sufrir estrés laboral. Las formas de estrés anteriormente descritas están al alcance de todos. Así que, gracias a Fimijob, voy a compartir contigo algunos tips para eliminar el estrés laboral. Podrás seguir viviendo sin que afecte a tu salud o relaciones.

Tips para eliminar el estrés laboral:

1. Vive el presente:

Esta frase es muy típica, pero es necesario que conectes con tu adolescente del pasado y empieces a vivir sin pensar tanto en el futuro. La mayoría de las preocupaciones que tenemos tienen que ver con el futuro, muchas veces esas cosas aún no han pasado. Céntrate en el ahora, en tu trabajo y en los problemas reales del presente.

Cuando llegue el problema, se le dará solución. Mientras tanto, deja de lado el futuro, la nostalgia y la tristeza del pasado ¡Estas cosas no están sucediendo ahora! Pensar en lo que “ya ha ocurrido”, o bien, en lo que “ocurrirá”, no te permite conectar con el presente, con las emociones buenas. Sólo perpetúa estados de angustia constantes. Cuando te encuentres en este estado, sigue estos pasos:

  • Coge aire y respira profundo.
  • Intenta verte desde fuera, desvincúlate de ti y mírate a ti mismo como si fueses otra persona y pregúntate qué le está ocurriendo a esa persona ahora mismo.
  • Observa tu presente y rechaza lo irreal.
  • Corta el estrés para crecer.

2. Identifica si es estrés o agotamiento:

Puede parecer absurdo, pero es muy importante saber diferenciar ambas, ya que cada una tiene una solución distinta. Cuando estamos estresados, normalmente es porque tenemos una gran presión encima o porque tenemos metas a las que nos cuesta llegar. Cuando estamos agotados, es porque tenemos un exceso o porque no descansamos bien. Se pueden dar ambas a la vez, pero tenemos que intentar identificar si lo que debemos hacer es: rebajar la presión o reducir el ritmo.

3. Cuida tu perspectiva:

Si durante todo el día piensas en lo estresado que estás, al final se convertirá en tu realidad. Corta el estrés para crecer, céntrate en las cosas buenas que te pasan. Tu perspectiva define tu realidad. Es difícil tratar este punto, pero socialmente se nos suele educar para que nos fijemos en los errores y los problemas. Por ello, intenta cambiar tus pensamientos, haz un esfuerzo consciente y enfócate en todo lo que está bien a tu alrededor. Aunque sean cosas sencillas, disfrútalas. Que no te impidan disfrutar de los pequeños detalles que te hacen sonreír

10 Consejos para trabajar mejor en verano

El calor afecta a nuestra productividad, sobre todo si no estamos hidratados en el trabajo durante el verano

Puede ser una tarea complicada realizar el trabajo durante el verano. El calor, los cambios de temperatura, el sudor y la deshidratación pueden afectarnos significativamente.

Filmijob te trae 10 consejos para poder trabajar adecuadamente en verano:

1. Crear un horario.

Es uno de los puntos principales, marcarse los objetivos. Hay que desempeñarlos pronto, puesto que en verano nos solemos distraer más y tardamos en hacer las cosas.

2. Evitar distracciones.

Rehúye de sitios que sean de paso, como una habitación cerrada. Busca un sitio al aire libre, poco concurrido y que aporte tranquilidad. Trabajar en mejores condiciones.

3. Aléjate de las zonas calurosas.

Si estás trabajando en casa y hace calor, desplázate a otra zona en la que puedas estar más fresco. Activa el aire acondicionado o ventilador para evitar el calor, dado que suele producir pesadez y dificulta el trabajo.

4. Descansa cuando sea necesario.

Programa los descansos. Por ejemplo, cuando pase una hora, descansa para hidratarte, comer algo o refrescarte. Bien recibida será cualquier cosa que evite esa pesadez mental y te permita retomar el trabajo con alivio.

5. Repasa el trabajo ya hecho.

Cuando hace calor nos encontramos más deshidratados. Como hemos dicho anteriormente, hay mayor pesadez mental. Debido a esto, hay más probabilidades de que surjan errores o despistes en tu trabajo. Nunca viene mal repasar el trabajo para testear que está bien hecho.

6. Cuida mucho la alimentación.

En verano solemos descuidar lo que comemos, picamos más entre horas y tendemos a buscar alimentos que nos refresquen, como pueden ser los helados o las bebidas azucaradas. Procura cuidarte e ingerir productos saludables, como frutas frescas, tés, aguas… Mantener la hidratación y la temperatura corporal es esencial para realizar cualquier actividad en verano.

7. Planifica el tiempo de ocio.

En verano suelen salir muchísimos más planes. Por ello es importante no sólo controlar el tiempo de ocio, sino el tiempo que dedicamos a planearlo.

8. Actitud positiva.

Trabajar en verano, por el calor, no es una tarea precisamente agradable. No obstante, hay que tener una actitud positiva ¿De qué manera la conseguimos? Por ejemplo, poniendo cosas que te motiven, como alguna planta, frases motivadoras, o bien, recuerdos de cosas que te inspiren felicidad.

9. Bebe muchísima agua.

En verano tendemos a sudar mucho y nos deshidratamos con facilidad. Debemos beber agua en abundancia. Es conveniente que tengamos una botella de agua cerca para hidratarnos. También podemos beber tés fríos y derivados, alternativas saludables para que no nos afecte el calor.

10. Genera una rutina de sueño.

Es más fácil romper nuestra rutina de sueño en verano. Con el buen tiempo tendemos a acostarnos a deshoras en las noches de verano y también a querer levantarnos más tarde. Es importante que mantengamos una rutina de sueño que nos permita rendir bien en el trabajo durante el verano.

Cómo ser más productivos

Con los tips para ser más productivos aprenderéis a trabajar en casa sin caer en las distracciones

Para la mayoría de las empresas, trabajar en casa es más una obligación que una elección. Filmijob os trae los tips para ser más productivos. De este modo, evitaréis que juegue en contra vuestra comodidad en el hogar.

Trabajar en casa puede ser contraproducente. ¿Por qué? Nos levantamos temprano, desayunamos, abrimos el ordenador y se hace difícil entrar en situación. Labores que antes hacíamos en 1 una hora, pueden extenderse hasta el doble. Concebimos nuestro hogar como un sitio para relajarse y evadirse. Por esto, no logramos concentrarnos.

Os traemos los tips para ser más productivos:

Técnica Pomodoro:

Esta técnica fue desarrollada por Francisco Cirilo. Consiste en dividir el trabajo y el descanso, de tal manera que se trabaje 20 o 25 minutos y luego se descanse 5 minutos o 10. De esta forma, trabajaremos en bloques sin fatigarnos. Esta técnica recibe ese nombre porque Francisco Cirilo estudiaba usando los relojes de cocina y estos contaban con un máximo de 25 minutos. Actualmente, es una de las más usadas en todo el mundo, ha cambiado la vida a 2 millones de personas.

Kanban:

Este método consiste en priorizar la calidad de un trabajo sobre la rapidez. La propuesta es dividir una gran tarea en subtareas. Japón Toyota creó esta técnica en los 70. Se utiliza, sobre todo, para visualizar el avance de un trabajo mediante la utilización de tarjetas. En su forma más básica se compone de tres columnas:

  • Tareas que se deben hacer
  • Trabajos que están en proceso
  • Tareas finalizadas

En la actualidad también es muy usada, pero se hace prescindiendo del papel. Hay multitud de herramientas visuales para realizar estos procesos, como Trello.

Comerse la rana:

Este método viene sacado de una frase de Mark Twain, que dice “comete una rana viva a primera hora de la mañana y nada peor que eso te pasará el resto del día”. En éste método, en términos de esfuerzo productivo, hablamos de comernos la rana para indicar la importancia de hacer primero cada día aquello que debemos hacer pero que no nos apetece hacer. De esta forma, aplicaremos todas nuestras primeras energías en esa tarea y para el resto de quehaceres estaremos más relajados y frescos.

Método Jerry Seinfeld:

Básicamente, esta técnica consiste en tomar un objetivo concreto de algo que queramos completar en una determinada cantidad de tiempo. Cogemos el calendario y marcamos un día de inicio y otro de fin y durante este periodo de tiempo no deberíamos de concentrarnos en otra cosa que no sea esa.

En definitiva, dependiendo del tipo de trabajo que tengas que desempeñar, podrás usar unas técnicas o otras o incluso varias a la vez, lo importante es aprender a organizar el tiempo y saber trabajar en cualquier parte de una manera productiva.

Cómo gestionar el estrés laboral

Gestionar el estrés laboral aumentará tu productividad

Es absolutamente clave saber cómo gestionar el estrés laboral que muchas personas sufren. Principalmente, para velar por la salud física y mental de las personas, así como para evitar la alta probabilidad de rotación de personal.

El estrés laboral está estrechamente relacionado con las políticas de seguridad e higiene de las empresas. Por una parte, el estrés laboral tiene mucho que ver con las expectativas o exigencias del trabajo. Por otra, si hablamos de salud, el estrés laboral es una reacción adversa física, emocional o psicológica. Cómo gestionar el estrés laboral es importante, pues los empleados se hallan ante una situación adversa, ocasionada por demasiadas presiones.

¿Cuáles son los síntomas y consecuencias?

Algunos de los síntomas del estrés laboral se pueden enumerar: irritabilidad, desmotivación, desgaste físico y mental, la sensible bajada en la productividad, la frustración de los empleados por no poder alcanzar sus objetivos y además una angustia generalizada y un malestar con el resto de empleados, supervisores o subordinados.

A pesar de que el estrés causado por motivos de trabajo es naturalmente una problemática que afecta a la esfera personal y de la persona, los equipos de recursos humanos cuentan con técnicas. Filmijob te las explica:

Contar con políticas de empresa.

Estas políticas tienen que fomentar el desempeño del trabajo y  enseñar a empleados a hacer pausas adecuadas que incentiven la productividad. Existen dos tipos de pausas: activas y pasivas. Las pasivas son descansos fuera de la zona de trabajo. Las activas consisten en desempeñar actividades físicas de un bajo impacto, como el de yoga de manera presencial u online.

Educar a los trabajadores y supervisores.

Aprender a gestionar el tiempo y priorizar las tareas. O sea, que cada persona sepa cuál es el rol que cumple dentro de la compañía y cuál es el impacto que sus funciones pueden tener dentro de la empresa. De esta manera, gestionarán su tiempo y vivirán con menos estrés. Priorizarán adecuadamente sus tareas.

 Realizar evaluaciones de desempeño.

De por sí, debe de ser una práctica constante de RRHH y dentro de cualquier empresa. Cuando hablamos de estrés laboral, las evaluaciones de desempeño nos pueden manifestar o poner a las claras en qué área o en qué tipo de actividad se genera algún tipo de ruido. Como consecuencia, desestabiliza el clima y afecta a la productividad.