Cómo gestionar el onboarding en remoto

Un buen proceso de onboarding aporta una óptima adaptabilidad de los empleados desde el primer día

Llegar al mundo laboral, de por sí, es todo un logro. Por esto, las empresas deben llevar a cabo un fructífero proceso de onboarding en remoto, mediante el que sea posible que el empleado se adapte con facilidad a su puesto de trabajo. De hecho, dado que algunas personas no consiguen superar el primer día de prueba, este aspecto cada vez resulta más esencial.

¿Qué se pretende conseguir con un proceso de onboarding en remoto? Las respuestas son variadas, pero pueden ser resumidas de la siguiente manera: valorar al empleado por las actividades realizadas, conocimiento de la cultura de empresa por parte de este y su perfecta adecuación al equipo de trabajo.

Tres recomendaciones para un proceso de onboarding en remoto:

En Filmijob contamos con la tecnología más puntera. Gracias a ella, el área de recursos humanos de tu empresa podrá preparar el onboarding de los futuros empleados de modo eficaz. No obstante, antes de entrar en detalle, vamos a darte varios consejos:

  1. Marca los objetivos:

No es necesario que el empleado se adapte totalmente a la empresa  para que sepa cuáles son sus objetivos. Es más, la motivación de este dependerá de los retos que vaya logrando día a día a través de su puesto. Además, el departamento de Recursos Humanos tiene que definirlos para estudiar la evolución y la continuidad del trabajador.

  1. Fomenta la participación colectiva:

Debido a que el teletrabajador puede sentirse solo a su llegada a la empresa, es recomendable que establezca  relación con una persona “amiga”. Por esto, a su lado tiene que haber alguien que ayude a que resuelva sus dudas y con quien aprenda correctamente la cultura de la empresa.  Incluso, si son varias, mucho mejor.  He aquí el gran poder de los RRHH para desarrollar un proceso de onboarding  en remoto.

  1. Cuida la tecnología:

No es la primera vez que te aconsejamos que inviertas en tecnología y cuides los equipos que se usan en tu empresa. Como comprenderás, no tiene razón de ser que la persona que se acaba de incorporar se vea obligada a usar aparatos que se encuentren en mal estado, o bien, que no pueda conectarse correctamente a Internet para la realización de sus actividades.

Los RRHH tienen que preparar tareas que, en el día a día de la empresa, no supongan un problema para los trabajadores, especialmente si estos trabajan desde fuera de las oficinas principales.

El módulo Onboarding de Talento

Como te decíamos, Filmijob dispone de un módulo con el que llevar a la práctica los puntos anteriores de un modo fácil. Sin duda, obtendrás múltiples beneficios, puesto que te permite, entre otros aspectos, definir los itinerarios – según el departamento y la posición -, añadir los retos a los que nos referimos en el punto 1, y llevar el seguimiento de los trabajadores.

Ventajas:

  1. Integración y desarrollo de empleados.
  2. Reducir la rotación de trabajadores.
  3. Contar con personas entusiasmadas.
  4. Reducir tiempos de los procesos.
  5. Aumentar el vínculo entre la empresa y los empleados.
  6. Potenciar el employer branding.

Conseguir todo esto es más que posible usando la tecnología de Filmijob, la cual está preparada para que el empleado te  responda en vídeo a determinadas cuestiones, diseñes una experiencia personalizada para dicha persona, hagas test específicos para valorar sus soft skills, o bien, si es necesario, des acceso a un espacio.

¡Imagina el abanico de posibilidades para que tus trabajadores se sientan felices y productivos! Desde Filmijob sabemos que un buen onboarding es especialmente significativo  para el pleno rendimiento de tu marca. Por esto, animamos a que te pongas en contacto con nosotros y triunfes con este servicio sinigual.

8 Consejos para realizar el onboarding durante la primera semana

Un buen onboarding ayudará al empleado a comprender la visión de trabajo sobre tu empresa

Probablemente te preguntes cómo va ser el onboarding durante la primera semana para tu empleado. Porque se trata de una tarea esencial a la hora de incorporar nuevos trabajadores y queremos ayudarte, en nuestro anterior artículo te explicamos cómo hacer el onboarding durante el primer día de trabajo.

Por esto, hoy te contaremos cómo debe ser el onboarding durante la primera semana. Te recordamos lo siguiente: el onboarding es una tarea esencial que hará que el empleado se forme y consigne su visión general de la empresa. Cuanto mejor se haga, mejores resultados veremos.

¿Cómo debe de ser el onboarding durante la primera semana?

1. Revisa con el empleado los aspectos importantes en lo referente a la empresa. 

Como las reglas, los procedimientos, los procesos y en general cómo se debe proceder y hacer uso de los bienes de la empresa. Por ejemplo: qué horas hay para el tiempo libre, para almorzar, merendar, cómo se usa internet y de qué manera se comunica la empresa – correo, chat, etc -.

2. Muéstrale la cultura de la empresa.

Tras llevar un día en la empresa, el empleado ya tendrá una visión objetiva de cómo se trabaja, de cuáles son los objetivos y la misión de la organización. Cuáles son los valores… Tras comprender esto, toca ayudarle a entender cómo se relaciona la cultura de la empresa con los servicios o productos que se ofrece.

3. Proporciónale al empleado una libreta.

O una guía de cómo se deben realizar los procedimientos. Es decir, aportar al empleado una guía donde pueda consultar cosas. Cómo es la configuración del correo electrónico. O cómo se accede a los ordenadores, a las plataformas…

4. Muéstrale qué se espera de él.

Enséñale cómo debe de ser el proceso de formación. Explícale cómo puede ir avanzando en la empresa. Pon a su disposición los cursos necesarios, establece rutas y metas para que siga el camino adecuado.

5. Fórmalo.

A partir del segundo día es un buen momento para empezar la formación. De esta manera, será un proceso que le ayude a relacionarse e ir haciéndose un hueco en la empresa.

6. Crea un seguimiento y evalúa su primera semana.

Tras dar tiempo al nuevo empleado para que se acostumbre a la oficina, al espacio de trabajo y a su mentor, haz un seguimiento para asegurarte de que se siente cómodo y está entendiendo las cosas a un ritmo adecuado. El final de la primera semana es un buen momento para hablar sobre cómo debería progresar el próximo mes. Qué esperas del empleado y cuánto debería haber avanzado una vez que llegue a ese punto.

7. Chequea sus dos semanas.

Verifica que ha cumplido los objetivos establecidos. De esta manera, habrá una meta que servirá como aliciente para el empleado y como evaluación para ti.

8. Impúlsalo a estar activo.

Tras realizar sus cursos y su semana de adaptación, dale trabajo real. Reparte el tiempo para que sienta que ya forma parte de la empresa y que está realizando trabajo realmente útil.

Alternativa…

Desde Filmijob apoyamos plenamente los procesos de onboarding, podemos ayudarte con nuestros módulos para que estos procesos sean los más rápidos y fructíferos. Si necesitas ayuda, pregúntanos a través de cualquiera de nuestras plataformas.