Cómo se mueve el empleo entre los jóvenes en la actualidad

Los jóvenes prefieren un empleo en entornos muy digitalizados y sostenibles

El empleo entre los jóvenes tiene una enorme importancia. En sólo dos años, el porcentaje de jóvenes de entre 16 y 29 años que no trabajan ni estudian ha aumentado un 34% según datos del Ministerio de Trabajo. No sólo se trata de jóvenes que no estudian, sino de todos aquellos que ya han terminado sus formaciones superiores, medias y bajas y se encuentran ahora en el paro. Sin empleo. En total, son dos millones jóvenes en esa situación. Actualmente se pierde mucho talento e innovación en las empresas españolas al no proporcionar más opciones laborales a los jóvenes. Sobre todo, en empleos relacionados con las nuevas tecnologías, cuyos principales nativos y traductores son los jóvenes.

Los datos del desempleo, según el Instituto de Estadística, se estabilizan del segundo trimestre de 2020 a este año, situándose en torno al 15 %. La diferencia se nota más entre mujeres y hombres. En el caso de las mujeres el desempleo sube. Hasta el 17% en el mismo tiempo, mientras que la de hombres desciende para situarse en el 13% en 2021. El empleo entre los jóvenes ha de tenerse muy en cuenta.

¿Cómo está el empleo y el emprendimiento?

El emprendimiento coge fuerza entre el público juvenil. En 2019, el número de jóvenes que formaban parte de los programas de emprendimiento era de un 37%. Ahora corresponde a casi a la mitad del total, un 49%. Una de las consecuencias de la pandemia es el interés de los jóvenes por emprender su propio negocio, ya que en él encuentran una mayor estabilidad al poder tomar sus propias decisiones y rumbo hacia un futuro deseado. La contingencia actual fomenta la incertidumbre, un fenómeno que debemos fulminar.

Entre 2020 y 2021, los sectores en los que se generan más negocios son servicios y comercio. Independientemente de la edad. Sin embargo, las personas mayores de 30 años apuestan por la hostelería. Las personas más jóvenes se centran en consultorías especializadas, como diseño y artes gráficas, o marketing, comunicación y publicidad. Igualmente, son negocios muy digitalizados y sostenibles, como la comercialización de productos ecológicos, cosmética natural, potenciación de comercio local y de segunda mano, energías renovables, etc.

En cuanto a las ideas de negocio y planes de empresa que todavía no se han constituido como negocio, cabe destacar el aumento de interés de la población joven en el sector de cultura, ocio y deporte, comparado con las personas mayores de 30 años. Un aumento en diferentes ámbitos que se han visto impulsados en los últimos años. El avance de las nuevas tecnologías ha producido la globalización del ocio. Plataformas como Netflix, HBO, Amazon prime, los Esports han crecido de una manera muy rápida. La gente necesita ocio y se ha puesto de manifiesto que es uno de los empleos del futuro. Es el futuro previsto para los jóvenes.