Cinco métodos para valorar el desempeño de empleados

La comunicación de tu empresa irá bien al mejorar la evaluación de desempeño  

La realización de reuniones anuales no es de obligado cumplimiento por parte de todas las empresas. Sin embargo, conviene conocer distintos métodos para mejorar la evaluación del desempeño de los trabajadores. Así pues, con un proceso como este, las compañías pueden tener una productividad más eficiente en el futuro.

Son diferentes los objetivos por los que se llevan a la práctica las evaluaciones: sirven para que los empleados sepan bien cuáles son los retos de las empresas. Resuelven conflictos relacionados con la falta de motivación. Ayudan a que la empresa descubra qué formación necesitan.

Mejorar las evaluaciones, incluso, hará que exista una buena comunicación interna.

¿Cada cuánto se realizan las evaluaciones?

Se suelen hacer una vez al año, de modo que estas valgan como balance. El documento resultante debe contener los aspectos determinantes que hayan tenido lugar a lo largo del año, los posibles cambios en los puestos, las apreciaciones pertinentes sobre cada trabajador y aquello que sea relativo a la formación.

Es aconsejable que los Recursos Humanos desarrollen estos cinco métodos para mejorar la evaluación del desempeño:

  1. Adoptar medidas:

Es necesario que se tomen decisiones después de las entrevistas de evaluación. En este sentido, habrá que tener en cuenta si hay que despedir al empleado, ascenderlo, ampliar su formación, o bien, permitir que se involucre en ciertas actividades.

  1. No abordar muchos temas:

Es una equivocación tratar demasiados asuntos en una evaluación. Por tanto, con el fin de que el proceso no sea demasiado pesado, desempeña varias en diferentes momentos. De tal modo, la comunicación será más fluida y cada punto tendrá los minutos imprescindibles.

  1. Valorar por igual la preparación y la realización:

Ambos procesos de las evaluaciones son importantes. Por ello, para que no se repitan los errores durante el año siguiente, hay que llevar a cabo una meticulosa preparación de la evaluación. De este modo, se obtendrá un análisis claro de los puntos en los que hayan flaqueado la empresa y el trabajador.

  1. Facilitar las preguntas con tiempo:

También tenemos que aconsejar que, el encargado de Recursos Humanos y la persona a que se va a evaluar, estén preparados para el proceso. El deber del evaluado es que sus respuestas ayuden a mejorar el funcionamiento de la empresa. Su tiempo es, de hecho, de vital importancia.       .

A ser posible, deberá disponer de las preguntas dos semanas antes de la evaluación. Así habrá menos sorpresas por ambas para ambas partes.

  1. Hablar con compañeros de la persona evaluada:

Muchas actividades son realizadas en colaboración con distintos departamentos. Debido a esto, hay opiniones diversas sobre el desempeño de labores de los integrantes de una empresa. Los compañeros – guiados por el entrevistador -, valorarán al trabajador de manera presencial. Una vez que haya conformidad, continuarán las evaluaciones de otras personas.

Con estos consejos ya sabes qué hay que hacer para mejorar la evaluación del desempeño del trabajador. Si todavía tienes alguna duda, Filmijob está aquí para resolverla. ¡Contacta con nosotros!

Analiza a tu futuro empleado

Evalúa a tu empleado según una situación determinada

Implementa el módulo en tu plan, puesto que de esta manera será posible que predigas el rendimiento de una persona ante las diferentes tareas de las que se ocupará. También permite que valores el comportamiento de un conjunto de candidatos. Evalúa al futuro empleado ante una situación de la que se hará cargo.

Desde Filmijob animamos a que añadas este módulo a tu plan, dado que trae consigo numerosos beneficios que hacen crecer tu empresa. Así pues, haciendo uso de él, crearás una checklist de comportamientos con una puntuación vinculada a cada tipo de reacción. Conseguirás, por tanto, que tus entrevistas sean más efectivas y dinámicas.

¿No te gustaría ahorrar tiempo? Gracias a este útil e interesante servicio podrás hacer el trabajo más fácil al equipo de tu empresa, pero también a los candidatos. La explicación es muy sencilla: nuestro sistema evalúa al futuro empleado ante una situación de la que se hará cargo. De tal modo, tendrás a tus futuros empleados evaluados en un instante.

La selección de personal requiere hacer uso de un método eficaz para todos. De hecho, como te explicamos a continuación, son numerosos los beneficios que brinda el asssement.

¿Qué ventajas ofrece ?

  • Puedes personalizar todas los tipos de evaluaciones, selecciona tus propias competencias, tus comportamientos y tus propias metodologías.
  • Evita los sesgos de los reclutadores, consigue una mayor objetividad. Cada comportamiento obtendrá la puntuación que tú desees y el candidato desconocerá cuál es la puntuación.
  • Si tienes tus propios assessments puedes integrarlos a nuestra plataforma

No dudes en solicitar una prueba gratuita con nosotros.  Además de este módulo que ponemos a tu disposición, tenemos otros que pueden resultarte de interés para las diferentes labores que se desempeñan en tu empresas. En Filmijob buscamos lo mejor para ti.

8 Consejos para disminuir la tasa de rotación

Disminuir la tasa de rotación minimiza las perdidas en las empresas, tanto de capital humano como económico

En el mundo empresarial uno de los factores que genera mayor pérdida de recursos y que ya es un grave problema para las grandes organizaciones es no disminuir la tasa de rotación de personal. Incluso, aunque no se encuentre en un alto porcentaje. Realmente, existen ciertos sectores o actividades donde encontrar el talento adecuado no es tarea fácil.

¿Qué podemos hacer para mejorar o disminuir la tasa de rotación? Filmijob te da ocho consejos.

1. Selecciona eficazmente.

Tómate el tiempo para conocer y evaluar a tus candidatos objetivamente. Comprueba que de verdad cumplen con los conocimientos y que tienen la actitud que necesita la organización. Sobre todo, verifica que los valores del candidato encajen con los valores de la empresa. Por tanto, cuando realices las entrevistas de trabajo, asegúrate de extraer a los candidatos el máximo de información. De ese modo, tendrás una visión de a quién vas a meter en tu empresa.

2. Informa.

Explica desde el principio todo lo referente al puesto y la organización, como responsabilidades, formas de evaluar el desempeño, sueldo, formas de pago, prestaciones, reglas de comportamiento… O sea, cuanto mayor informada esté la persona a la que vas a contratar, menos malentendidos habrá.

3. Induce.

Imparte cursos, dales la bienvenida, preséntales a sus nuevos jefes de trabajo, comparte con ellos cuál es la misión, visión y valores de la empresa… Cuando los empleados entienden el propósito y los valores de su empresa, estos se vuelven más comprometidos y obtienen mejores resultados. Desempeñarán sus funciones acordes a lo esperado y a los valores de la empresa. Todo se traducirá siempre en una mayor productividad y menor pérdida de tiempo.

4. Integra.

Involucra al jefe de inmediato, tanto en el proceso de selección como en el trabajo. Involucra a todos los departamentos relevantes con el puesto. Cuanto mayor sea la socialización entre distintas áreas, mejor confluirán las ideas y los buenos resultados. Se retroalimentarán los diferentes departamentos.

5. Capacita.

Las empresas con mayor éxito son aquellas que se ocupan de capacitar y desarrollar a su gente para que aumenten sus habilidades y sus competencias. Invierte en tus empleados, ya que después se traducirá en una mejora de tu negocio.

6. Motiva.

Fomenta las relaciones de comunicación. Un ambiente laboral sano es un ambiente donde se genera mayor productividad. Invita a sus empleados a relacionarse entre ellos, organizando desayunos, almuerzos o fomentando el uso de las salas comunes.

7. Premia.

Reconoce y premia los logros. No hay nada más satisfactorio que se reconozca el trabajo bien hecho. A veces, con un simple “gracias”, los empleados se dan por satisfechos. El buen trabajo hay que reconocerlo, ya que a veces nos centramos sólo en resaltar lo negativo.

8. Despide.

No tengas miedo de despedir a los empleados que no estén capacitados para el puesto. A veces pueden resultar un lastre para tu empresa. Que estés intentando reducir la tasa de rotación no quiere decir que no puedas despedir a alguien o que tengas que soportar a un empleado malhumorado porque no conozcas quién puede ocupar su puesto.

Cómo incorporar empleados adecuadamente a tu empresa

El proceso de incorporación de empleados es uno de los pilares para el correcto funcionamiento de tu empresa

Cuando una pequeña y mediana empresa comienza el proceso de crecimiento, suele centrar el foco en la economía y las ventas. A veces no comprueba si los empleados están cómodos a su llegada. Por ello, como es vital incorporar empleados a tu empresa de manera adecuada, te daremos algunas recomendaciones.

El onboarding es el proceso de incorporación de nuevos trabajadores a una empresa. Por curioso que parezca, este procedimiento empieza antes de incorporar empleados a tu empresa, cuando aún no han llegado al puesto. Verás, para que la incorporación sea efectiva, debemos tener presentes las fases del proceso de reclutamiento. Si ha sido exitoso, lo más posible es que nuestro onboarding también lo sea. De hecho, nos conviene que lo sea, ya que, si el empleado está feliz, tendrá una mayor motivación y productividad.

Antes de que se produzca la incorporación hay que tener unos puntos claros:

1. Buen trato en la entrevista.

La primera impresión que se lleva el candidato de la empresa y del puesto es fundamental para que no se sienta engañado a posteriori. Describe el puesto y responsabilidades a ocupar de manera honesta. Además, no olvides tratar al candidato con respeto y profesionalidad. También, mantén el contacto para que no se sienta olvidado.

2. Proporciona un material adecuado.

Mientras que realizas el proceso de selección, considera qué necesitará el nuevo empleado para realizar su trabajo, así como dónde se sentará. Si hay sillas y mesas suficientes, si necesita cuenta de correo para el trabajo… Cualquier material que pueda requerir y que fomente su agrado. Incorporar empleados a tu empresa requiere que medites estos aspectos.

3. Provee una agenda y un punto de apoyo.

Para una correcta adaptación, deberás proporcionar al empleado una agenda de cosas que debe hacer y explicar a quién puede acudir para solucionar cualquier problema. Dile cuáles son tus expectativas y acuerda con él qué puede cumplir y qué no.

4. Informa al resto del equipo.

Para que la nueva incorporación no se sienta como un extraño, avisa al resto de la plantilla. Cuenta al recién llegado la posición que va a cumplir, quiénes serán sus compañeros y vecinos. Preséntales, explícale cuál es la función de cada uno y en qué situaciones será correcto que acuda a ellos.

5. Kit de bienvenida.

Una vez que el candidato reciba la noticia de que ha sido seleccionado, es una buena idea enviarle un correo de confirmación con la información sobre la empresa y su horario. Estas cosas que se deben de hacer, cuando una persona entra nueva, consiguen que se sienta acogida e incluida en la empresa.

La incorporación de empleados a tu empresa puede ser más adecuada al llevar a cabo estos consejos que te da Filmijob.

Cómo prepararte una entrevista

Conseguir el trabajo deseado es mas fácil de lo que crees

Si te gusta una marca y quieres trabajar en ella, Filmijob te da las claves para cumplir este objetivo. Te contamos cómo prepararte para una entrevista. De hecho, es más fácil de lo que piensas. Si lo intentaste en el pasado y no funcionó, quizás dejaste puntos sin tratar en la entrevista porque no los contemplaste.

¿Cómo prepararte para una entrevista?

1. Busca todo lo que tenga que ver con la empresa.

No sólo sus condiciones de trabajo o las preguntas que te pueden hacer en la entrevista, tienes que saber:

  • Cuál es la historia de la empresa.
  • Por dónde ha pasado para llegar a donde está.
  • Cuáles son sus estrategias de marketing, el posicionamiento que tiene la marca, qué está siguiendo la empresa para estar donde está y llegar a donde quiere llegar.
  • Debes conocer su página web, en qué falla, cuál es su canal de venta, cuál es su canal de distribución, qué productos vende y cuáles no. También cuáles vendía, cuáles dejó de vender, cuáles han sido los que le han dado mejores resultados, cómo funciona, a quién le vende… Con esto conseguiremos que, cuando el entrevistador nos pregunte algo relacionado con la empresa, respondamos con datos de su propia empresa. Quedará gratamente sorprendido, pues verá que eres diferente a todos los candidatos.

2. Darse cuenta de que quiere la empresa.

Nadie quiere a una persona que no vaya a ser rentable. Necesitan que hagas dinero en su empresa, que tus labores se moneticen, que les ahorres dinero, ser más rentables como organización con tu ayuda… Tienes que pensar qué vas a aportar a la empresa y qué tienes para suplir sus necesidades. Esto va estrechamente ligado al primer punto: cómo prepararte para una entrevista es fundamental. Debes aprovechar la oportunidad y conocer al máximo el funcionamiento de la empresa que está interesada en ti.

3. Tienes que diferenciarte del resto.

Hay un montón de candidatos y tienes que destacar. ¿Por qué te va a coger a ti el entrevistador? Pilla una libreta y apunta qué tienes que ofrecer y qué pueden tener otros. Encuentra tus rasgos diferenciadores, qué haces tú mejor que otras personas. Estos puntos ayudarán en el proceso de cómo prepararte para una entrevista.

Cosas que no debes hacer nunca en una entrevista:

  1. Nunca llegues soberbio, chulo o muy decidido, no te sientes en la silla desgarbado y dando órdenes o pidiendo cosas (como una cifra de sueldo, o un tipo de recurso). Siéntate y escucha cuál es la oferta. Aunque seas el mejor y lo sepas, no te comportes como una persona sobrada, porque dará la impresión de que no vas a encajar en el trabajo. Si entorpeces, la empresa irá mal. Demuestra que eres empático, humilde y que sabes trabajar en equipo. Exterioriza, a la vez, tu asertividad. No te dejes pisotear.
  2. No digas tus malas experiencias, no hables mal de tu anterior jefe o de tus anteriores compañeros. Dará la impresión de que eres una persona sucia y que vas a hablar mal de ellos también cuando te vayas.
  3. Evita ser pesimista o dar pena, nadie quiere a alguien con bajos ánimos. Que no tengas ánimos por la empresa, hará que te descarten. Probablemente te digan que ya te llamarán, pero la realidad es que pasarán al siguiente candidato.

En definitiva, infórmate sobre la empresa en la que vas a hacer la entrevista y ve con una buena actitud. Si sigues todos los pasos anteriores, posiblemente consigas el puesto que deseas.

Cómo ser el candidato perfecto

La trayectoria profesional no es el único punto clave para ser el candidato perfecto de un puesto de trabajo

Imagina que se ha quedado una vacante en el trabajo de tus sueños, o que quizás necesitas desesperadamente conseguir ese puesto de trabajo. ¿Cómo ser el candidato perfecto? Sigue leyendo, que Filmijob te cuenta algunos de los puntos claves en los que se fijan los RRHH.

¿Cuáles son los atributos que definen a una persona como un buen candidato?

Los atributos de los candidatos, normalmente, se dividen en dos:

  • Conocimientos técnicos
  • Competencias organizacionales

El conocimiento técnico:

Es el que tiene una persona a través de la técnica. Es decir, es el compendio de saberes que implican destrezas manuales e intelectuales, así como el uso de herramientas o conocimientos secundarios.

Las competencias organizacionales:

Este es uno de los puntos más críticos dentro de los procesos de selección. Una persona no resalta sólo por tener un buen curriculum o una buena trayectoria laboral. Más bien, por cómo puede explotar sus atributos. Ese conjunto de competencias son las que tienen un mayor peso en el reclutamiento.

Las competencias hacen referencia a temas varios, como el manejo de la comunicación, el estilo de liderazgo que proyecta esta persona, la vivacidad que desprende… La trayectoria siempre es importante, pero la actitud es esencial.

¿Cómo deberíamos de prepararnos para la entrevista?

Cuando se lleva una larga trayectoria laboral, en la que se han realizado muchas entrevistas, a veces nos olvidamos de prepararlas o nos creemos que simplemente es llegar y hablar con nuestro entrevistador. Lo cierto es que, preparárselas, es un punto clave.

Hay que entender el contexto de la empresa para la que te han llamado:

Primero, es fundamental saber a dónde se va, de qué es la empresa, a qué se dedica, qué vende… Tener bien claro quiénes trabajan en ella. Todo esto es una tarea muy sencilla, pues se puede investigar con pocos clics. Por ello, el primer paso es entender cuál es la realidad del negocio al que se va a ir.

Segundo, hacer una revisión de la hoja de vida. Todos sabemos cuál ha sido nuestra vida laboral, pero es importante conocer cuáles son los aspectos que quieres destacar. Ya que las entrevistas suelen ser una revisión a lo largo de tu trayectoria, se podrán centrar en situaciones que has vivido en tu trabajo.

Tercero, entender cuál es la cultura de empresa. A través de los contactos y los medios se pueden intuir estos datos. Tales como qué tipo de filosofía llevan, qué código de conducta siguen, qué tipo de ropa llevar…

En definitiva, si quieres ser el candidato perfecto, estudia bien la empresa en la que harás la entrevista. Así sabrás de qué manera moverte. Piensa en tus habilidades, organízalas de manera adecuada y comunícate con naturalidad. Sobre todo, se tú mismo.

Fallos al realizar una videoentrevista

Al hacer una videoentrevista debemos de comunicarnos de la misma forma que lo hacemos en persona

Hablarle a una cámara en emisión es una tarea muy habitual. Sin embargo, suelen repetirse algunos errores al hacer una videoentrevista. Esto puede deberse a que los candidatos no hayan sido formados en comunicación. Por lo tanto, puede resultarles difícil explicar determinados aspectos.

 Errores al hacer una videoentrevista:

1. No prepararse previamente a la grabación del vídeo.

Debemos de prepararnos un guion. Si de verdad queremos comunicar bien las ideas, hay que aclarar cuáles son y ordenarlas para hacer llegar nuestro mensaje. De hecho, sin claridad y sin una estructura, la comunicación empeora. Empezamos a hacer pequeñas pausas que indican qué estamos pensando. No podemos comunicar así, ya que el espectador se aburrirá. Cuando te pongas a grabar, ten previamente las ideas pensadas, créate un guion, estructura tu entrevista y habla con claridad.

2. No mirar directamente a la cámara y mirar a la pantalla (nuestra imagen en la pantalla).

Si miras a la pantalla cuando hablas, parecerá que no estás hablando con la otra persona que está detrás de la pantalla. Por eso, habla y mira directamente a la cámara. El espectador creerá que lo estás mirando. Sentirá tu contacto, tu cercanía, parecerás mas interesado. Siempre deberemos mirar hacia la cámara, aunque nuestro reflejo sea más tentador. Sigue este consejo para no caer en uno de los errores al hacer una videoentrevista.

3. Usar un lenguaje muy técnico o rimbombante.

Palabras que, en una conversación de tú a tú, no se usarían. Usa un lenguaje que, la persona que te esté viendo, pueda entender. Si no te entiende o usas palabras muy técnicas, puedes conseguir el efecto contrario. Por ello, estudia a tu audiencia y habla en consecuencia. Utiliza un lenguaje simple para que todo el mundo te entienda.

4. Utilizar el mismo tono de voz durante todo el vídeo. 

Sin variarlo, sin cambiar el tono o el ritmo. No podemos tener el mismo tono de voz durante todo el vídeo. En una grabación de vídeo, nuestra voz ha de ir variando. El ritmo tiene que ser diferente, como en una conversación normal, y a la vez acompañarlo del lenguaje no verbal.

Los Videos que se graban con el mismo tono de voz, sin que ocurran esos saltos de tono, son aburridos. Al no existir cambios de tono, no se pueden diferenciar cuáles son las ideas clave o los puntos que intentas resaltar. No se entiende absolutamente nada y hay un mensaje demasiado plano. Relájate y habla como en una conversación normal.

5. No tener un ritual de transición: de la tarea que estés haciendo a la grabación. 

Muchas veces, cuando nos ponemos delante de una cámara, lo hacemos sin más. Sin ninguna intención previa, rígidos, fríos y muy forzados. No nos salen las palabras y todo esto tiene que ver por no haber hecho esa transición. Filmijob recomienda que desarrolles tu propio ritual. Uno que te haga conectar contigo y centrarte en la grabación. Por ejemplo, cerrar los ojos y hacer respiraciones profundas; hacer estiramientos de boca; hablar con un boli entre los labios para destensar la boca; tomar un buen trago de agua… Crea tu propio ritual para sacar tu paz interior.

Cómo seleccionar al candidato perfecto

Conocer los datos es una de las claves para elegir al candidato perfecto en el proceso de selección

¡Enhorabuena! Has llegado al final de tu proceso de selección de personal, has hecho un buen cribado, has valorado los miles de curriculums que te han llegado y ahora tienes ante ti a cuatro candidatos ideales para el puesto. Hay que tomar la decisión de con quién te quedas. ¿Cuáles son las claves para elegir al candidato perfecto? Es un gran dilema. Para seleccionar a uno no debemos basarnos en la intuición.

Aquí tienes las claves para elegir al candidato perfecto:

1. Cubre las necesidades de tu empresa.

Es importante definir cuáles son las necesidades de una empresa. Dependiendo de esto, podremos elegir al candidato que haga crecer a nuestra empresa.

2. Investiga al candidato con ayuda externa.

Busca referencias. Por ejemplo, cualquier otra plataforma puede tener la información que tú no tienes. Si estás recurriendo a una plataforma, indaga en ella. Hay que valorar si esa persona tiene las habilidades que tú quieres, el nivel de competencias que necesitas, idiomas, test de inteligencia, etc.

También puedes pedir referencias en sus anteriores empleos. Si es su primer empleo, pide referencias en la universidad, en voluntariado o en prácticas. Valora la posibilidad de que esa persona esté en contra del candidato. Si es así, podría llevarte a malentendidos. Una buena opción también es escuchar al candidato y valorar sus propuestas. En definitiva, información adicional que te puedan dar terceras personas. Cuanta más información tengamos acerca del individuo, más fácil será valorarlo.

3. Investiga a la persona por tu cuenta.

Hoy en día es muy sencillo. Las personas suelen tener una huella digital. Abre tu pc y disponte a indagar a través de internet. Puedes mirar en LinkedIn, Instagram, Facebook, Médium, Twitter… Pero solamente utiliza esta información para complementarte. No hagas valoraciones basadas en suposiciones, ni crees prejuicios. Nos llevarán al fracaso, por no cumplir las expectativas o por perder a un candidato ideal.

También es importante saber qué motivación tiene esa persona hacia el puesto y hacia la empresa. Incluso, hacia la vida en general. Una buena actitud hacia la vida puede hacer florecer al resto de empleados, además de a nosotros mismos.

4. Busca que haya unión, compromiso.

Valora cómo esa persona se va a involucrar en los equipos, cómo va a encajar con la cultura de tu empresa. Al final, la cultura de empresa es el alma que tiene tu organización. Si no encaja en ella, no es la persona que buscas.

En definitiva, estas son las claves para elegir al candidato perfecto. Como has comprobado, no es una tarea sencilla. Investigarlo es fundamental. Sobre todo, si queremos que encaje en la dinámica de la empresa.

Afortunadamente, desde Filmijob te proporcionamos un gran volumen de datos acerca de los candidatos, mediante: test, evaluaciones y análisis profundos de sus videoentrevistas. Así que, no dejes que se te escape el talento por no tener los recursos necesarios.

Cómo reclutar a través de internet

Ya no hace falta el contacto físico, puedes reclutar a través de Internet con las herramientas de Filmijob

Muchas veces no consideramos importante el proceso de reclutamiento y selección. Sin embargo, no solamente es el responsable de la atracción de talento, sino que su éxito o fracaso se puede traducir en el de la empresa. ¿Cómo reclutar a través de Internet? La selección de candidatos, por medio de curriculums en mano, ya quedó atrás. Aunque se siga realizando, existen procesos más eficaces que agilizan, flexibilizan y facilitan la captación de los mejores perfiles.

¿Cuáles son las herramientas y cómo reclutar a través de Internet?

La web es el principal medio. Por ahí puedes obtener gran tráfico de personas. También existen redes sociales, como LinkedIn o Instagram. De hecho, estar en ellas es fundamental, pues hay gran cantidad de personas y cambian el método tradicional. Ahora puedes valorar un perfil sin haberlo entrevistado y ser tú quien se acerque a él. Además, a través de estas plataformas, puedes investigar. Si hay personas que tienen una buena huella digital, eso te permite tenerlos a un clic de distancia.

¿Y el currículum?

En la era digital, el currículum vitae no ha perdido el sentido. Se sigue usando, aunque de manera diferente, se adjunta en solicitudes de empleo online o lo encontramos en forma de perfil de red social. Sigue formando una parte fundamental de la entrevista. Por ello, debemos de tener un currículum a la altura del milenio, pues nos pueden reclutar a través de Internet.

Eso incluye hacerlo diferente a los del resto. Por ejemplo, todos los currículums vitae incluyen formación, experiencia, idiomas… No abundan apartados como: valores, habilidades, competencias, hobbys, etc. Son puntos que aportan un valor añadido a ese “trozo de papel”.

¿Cómo son las entrevistas?

La videoentrevista es la gran estrella. Las grandes revelaciones de los últimos años son entrevistas que se hacen en diferido o en directo. Para esto, se utiliza cualquier soporte con cámara. Es una muy buena manera de tomar el primer contacto con una persona y será fácil analizar sus diferentes habilidades.

¿Cómo se realiza el proceso de selección?

El proceso de selección, en la era de la digitalización, tiene particularidades. Se ha conseguido pulir mucho a través de diferentes sistemas como: test de personalidad, pruebas de idiomas, evaluaciones… Ya hay herramientas que ayudan a valorar competencias del candidato y lo comparan con otros. De este modo, se obtiene un cara a cara más eficaz y rápido.

¿Cómo consigo atraer el talento a mi empresa?  

Uno de los puntos más importantes es trabajar la marca de empresa. Dependiendo de cómo se perciba tu empresa, conseguirás que la gente se acerque a ti. Las personas ya no esperan un gran trabajo, salen a buscarlo. Esto también incluye a empleados, pues pueden ser embajadores de la marca. Si tenéis empleados contentos y lo cuentan, será positivo para la empresa.

¿Cómo puedo poner en práctica todo esto de manera eficaz?

En filmijob te ofrecemos la posibilidad de hacer un reclutamiento de personal 2.0 poniendo a tu alcance todas las herramientas para atraer y fidelizar el mejor talento a tu empresa. Disponemos de multitud de herramientas como: videoentrevistas, test y evaluaciones de los candidatos, diccionario de competencias… Regístrate ahora con una prueba gratuita de 15 días y comienza a disfrutar de la nueva forma de buscar talento.

Claves para entender y trabajar con la Generación Z

Trabajar con la Generación Z implica una visión totalmente distinta. Esta nueva generación ya ha aterrizado en el mercado laboral.

Son los 100% nativos digitales

Trabajar con la Generación Z es todo un reto. Obtener un buen empleo, estable, duradero, que responda a expectativas y nos permita cualificarnos profesionalmente, es uno de los sueños de casi todas las personas. Sin embargo, quizá no sea así para las nuevas generaciones.

Para trabajar con la Generación Z, que se ha incorporado al mundo laboral, es prioritario entender quiénes son. Se trata de los nacidos en los últimos años de los 90 y principios del 2000. Son nativos digitales, multipantalla. Han conformado su mente y su comunicación con nuevas tecnologías. No las usan como herramientas, sino como parte de sí mismos. Son la primera generación 100% digital, capaz de controlar unas 5 pantallas simultáneamente.

¿Cómo se comporta esta generación?

Suelen ser muy autónomos, autodidactas y creativos. Tienen la capacidad de aprender de una manera muy acelerada, ya que se han desarrollado con la información al alcance de su mano. Su actitud es muy proactiva, constantemente en movimiento, con una fácil adaptabilidad a nuevos entornos y facilidad para moverse por diferentes nichos sociales.

Están acostumbrados a la diversidad. Se han criado en la globalización, han vivido grandes etapas de aprobación de leyes sociales, como la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo, leyes de igualdad para la mujer o políticas para favorecer a la inmigración. Están acostumbrados a la inclusión y la diversidad.

Nacieron en la época de la creación y los avances. La creatividad es uno de sus puntos fuertes, Internet los ha llenado de referencias y conocimientos. Suelen decantarse por las metas a corto plazo, prefieren ir escalando poco a poco e ir cumpliendo méritos para motivarse y no perder la atención, ni la energía.

Suelen preferir la flexibilidad horaria, más de la mitad de la generación Z perciben la flexibilidad horaria como un factor de confianza para la empresa. También buscan una buena conciliación familiar y horarios alterados con facilidad. Son, por lo general, enemigos de los horarios cerrados, aunque en compensación con esto, capaces de ejercer sus labores donde sea necesario.

Cómo ser atractivos laboralmente para la Generación Z

Con este nuevo perfil y el empuje hacia la evolución digital constante, los sectores de recursos humanos se verán obligados a transformarse. De tal manera que, con la llegada de esta generación al mercado laboral, estas son las prácticas de RRHH que aumentarán:

  1. Ofertas de trabajo únicamente a través de teléfonos móviles, los ordenadores ya quedaron para trabajos más pesados. Las relaciones sociales surgen a través de la pequeña pantalla, y eso incluye la vida laboral. Se acabaron los anuncios en periódicos, en tablones universitarios y en puertas de oficinas. Miles de personas te verán con sólo un clic. Miles te responderán.
  2. Lluvias de ofertas laborales a través de Twitter y LinkedIn. Las redes sociales ofrecen miles de posibilidades, grupos de trabajo, apps de trabajo, redes sociales de trabajo, tablones de anuncios para trabajos… Toda una ciudad digital.
  3. Vídeoentrevistas y vídeocurriculums serán el primer acercamiento laboral y el mas completo, ofrecen una mayor rapidez y una mejor gestión.

En Filmijob trabajamos muy de cerca con esta nueva generación, los recién graduados ya están buscando trabajo. Estamos preparados para trabajar con la Generación Z, y para hacer frente a sus inquietudes y demandas. Por ello, ofrecemos todas las herramientas para atraer y fidelizar el mejor talento en tu empresa. Regístrate ahora con una prueba gratuita de 15 días y comienza a disfrutar de la nueva forma de buscar talento.