Integración laboral para personas con discapacidad

Contratar a discapacitados mejora la imagen de tu empresa

Es fundamental que las empresas cumplan con la ley de integración laboral de personas discapacitadas. De hecho, las empresas deben tener un 2% de su plantilla compuesta por discapacitados, si tienen más de 50 trabajadores. Contratar a discapacitados mejora tu imagen.

Desgraciadamente, las personas con discapacidad están muy desfavorecidas en el terreno laboral, puesto que se siguen contando con multitud de prejuicios y estigmas sobre este sector. Se le discrimina por su capacidad o rendimiento, provocando que haya una alta tasa de desempleo.

Bien es cierto que el Estado ofrece ayudas y ventajas económicas para las empresas que decidan incluir a personas con discapacidad en su plantilla, pero sigue siendo una tarea pendiente.

En relación a lo anterior, es vital que las empresas cumplan con la ley de inserción laboral. Para ello, Filmijob te da a una serie de medidas:

1. Concienciación y sensibilización.

El departamento de recursos humanos debe concienciar a los trabajadores y fomentar el respeto y la cooperación.

2. Redistribución de la oficina.

Las instalaciones de la empresa han de ser accesibles. De este modo se deben de eliminar barreras arquitectónicas que impidan el libre movimiento de los empleados. La adaptación de los puestos de trabajo y aseos para las necesidades de estas personas también resulta primordial.

3. Abrir canales de comunicación.

Es esencial tener canales entre empleados y departamentos. También hay mantener los canales de comunicación externos. Las personas con discapacidad deben tener plena libertad para hablar con clientes, colaboradores o proveedores.

Mejora tu imagen:

En Filmijob estamos muy sensibilizados. Tener a personas con discapacidad dentro de la empresa mejora mucho la imagen de la entidad. Los clientes tendrán la impresión de que la organización está comprometida con el colectivo, a la vez de que es una compañía inclusiva y alejada de prejuicios. La contratación de personas con discapacidad va acompañada de ayudas y beneficios económicos fiscales. Las reformas y adaptaciones suelen ir subvencionadas por el Estado.

Si quieres crear un entorno inclusivo e igualitario, comienza por buscar buenos trabajadores, pues contratar a discapacitados mejora tu imagen. No olvides que la discapacidad no es en ningún caso un obstáculo a la hora de desempeñar un puesto de trabajo, como tampoco lo es a la hora de encontrar talento.