9 Errores en la comunicación interna de una empresa

Una buena herramienta para ejercer la comunicación interna es fundamental para triunfar

Por desgracia, en las grandes organizaciones no siempre se consigue una comunicación interna fundamental para triunfar. Es más, a veces no se motiva a los empleados. Por tanto, tiene lugar una situación que pone de manifiesto que la comunicación interna no funciona. Incluso, puede desconocerse la razón.

La comunicación interna sigue siendo una de las asignaturas pendientes en las corporaciones. Así pues, el motivo está claro desde el primer momento en algunas de ellas. Mantener métodos arcaicos o invertir poco tiempo o dinero en ella es una muy mala base para esta gran construcción. Entonces, es por ello que al final no se consigue una buena cohesión entre los diferentes grupos de la plantilla.

Para que vuestra comunicación interna funcione, aquí os traemos los errores que propician el fracaso:

1. Dar toda la responsabilidad a una persona. 

La comunicación interna es algo mucho más complejo como para que recaiga sólo sobre una persona o un departamento. Porque, para que funcione, debe ejercerse desde el colectivo. Así mismo, hay que involucrar a varios departamentos y profesionales para poder crear contenidos relevantes e interesantes.

2. No cambiar.

Muchas veces las estrategias no consiguen funcionar y no se entiende el porqué. Por esto, innovar es una buena solución para conseguir la comunicación fundamental para triunfar. Probar a ir cambiando de estrategia o partes de la estrategia hasta conseguir detectar cuál es la que funciona. A veces fallarán cosas tan sencillas como los contenidos y otras serán las herramientas.

3. Mala accesibilidad.

En ocasiones, no todos los empleados de una empresa trabajan de la misma manera y con las mismas herramientas, es decir, no todos los empleados trabajan frente a un ordenador donde recibir las notificaciones. A causa de esto, se les suele dejar de lado, pues al no ser sencilla su accesibilidad, como resultado, terminan siendo ignorados. Una actitud totalmente errónea, ya que en la actualidad hay multitud de herramientas que combinan los distintos puestos de trabajo.

4. No planificar.

Lanzarse al vacío sin tener una estrategia es una mala opción. Se debe analizar la situación y establecer cuáles son los objetivos que se perseguirán en el plan.

5. No digitalizar la acción.

Aferrase a los comunicados impresos en pleno 2021 no tiene mucho sentido. Con las nuevas tecnologías todo vuela y llega a todo el mundo. A veces es hasta más rentable. Las grandes organizaciones con sedes en varios sitios pueden ahorrar sin tener que poner un delegado en cada punto.

6. No medir.

Con la digitalización podremos medir los resultados, establecer métricas y como resultado, controlar si la información ha sido vista, entendida y apreciada. Porque con esto podremos adelantarnos a todo y prever las crisis o adaptar la estrategia.

7. Malas herramientas.

La herramienta es fundamental. Una buena herramienta de gestión hará que todo funcione en la dirección correcta, ya que esta nos ayudará a dirigir por buen camino los objetivos marcados para tener una comunicación interna fundamental para triunfar.

8. Poca trasparencia.

La opinión de los trabajadores cuenta y darles la opción de poder expresarse puede ser una buena idea. El hermetismo de las organizaciones sólo provoca desconfianza entre los empleados.

9. Falta de personalización.

Los menajes no deben de ser genéricos, se deben personalizar todo lo posible. Por lo tanto, si buscas una comunicación fluida y cercana, educa con el ejemplo.

Recuerda que:

Desde Filmijob te ofrecemos un sistema para poder llevar todo esto a cabo de una manera eficaz. Puedes conseguir una comunicación interna fundamental para triunfar. No te faltará de nada, da el paso y crea una que sea eficaz y fluida. Todo ello de la mano de nuestro equipo y valiéndote de los recursos que facilitamos.