Cómo ser el candidato perfecto

Cómo ser el candidato perfecto

La trayectoria profesional no es el único punto clave para ser el candidato perfecto de un puesto de trabajo

Imagina que se ha quedado una vacante en el trabajo de tus sueños, o que quizás necesitas desesperadamente conseguir ese puesto de trabajo. ¿Cómo ser el candidato perfecto? Sigue leyendo, que Filmijob te cuenta algunos de los puntos claves en los que se fijan los RRHH.

¿Cuáles son los atributos que definen a una persona como un buen candidato?

Los atributos de los candidatos, normalmente, se dividen en dos:

  • Conocimientos técnicos
  • Competencias organizacionales

El conocimiento técnico:

Es el que tiene una persona a través de la técnica. Es decir, es el compendio de saberes que implican destrezas manuales e intelectuales, así como el uso de herramientas o conocimientos secundarios.

Las competencias organizacionales:

Este es uno de los puntos más críticos dentro de los procesos de selección. Una persona no resalta sólo por tener un buen curriculum o una buena trayectoria laboral. Más bien, por cómo puede explotar sus atributos. Ese conjunto de competencias son las que tienen un mayor peso en el reclutamiento.

Las competencias hacen referencia a temas varios, como el manejo de la comunicación, el estilo de liderazgo que proyecta esta persona, la vivacidad que desprende… La trayectoria siempre es importante, pero la actitud es esencial.

¿Cómo deberíamos de prepararnos para la entrevista?

Cuando se lleva una larga trayectoria laboral, en la que se han realizado muchas entrevistas, a veces nos olvidamos de prepararlas o nos creemos que simplemente es llegar y hablar con nuestro entrevistador. Lo cierto es que, preparárselas, es un punto clave.

Hay que entender el contexto de la empresa para la que te han llamado:

Primero, es fundamental saber a dónde se va, de qué es la empresa, a qué se dedica, qué vende… Tener bien claro quiénes trabajan en ella. Todo esto es una tarea muy sencilla, pues se puede investigar con pocos clics. Por ello, el primer paso es entender cuál es la realidad del negocio al que se va a ir.

Segundo, hacer una revisión de la hoja de vida. Todos sabemos cuál ha sido nuestra vida laboral, pero es importante conocer cuáles son los aspectos que quieres destacar. Ya que las entrevistas suelen ser una revisión a lo largo de tu trayectoria, se podrán centrar en situaciones que has vivido en tu trabajo.

Tercero, entender cuál es la cultura de empresa. A través de los contactos y los medios se pueden intuir estos datos. Tales como qué tipo de filosofía llevan, qué código de conducta siguen, qué tipo de ropa llevar…

En definitiva, si quieres ser el candidato perfecto, estudia bien la empresa en la que harás la entrevista. Así sabrás de qué manera moverte. Piensa en tus habilidades, organízalas de manera adecuada y comunícate con naturalidad. Sobre todo, se tú mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *