Integración laboral para personas con discapacidad

Contratar a discapacitados mejora la imagen de tu empresa

Es fundamental que las empresas cumplan con la ley de integración laboral de personas discapacitadas. De hecho, las empresas deben tener un 2% de su plantilla compuesta por discapacitados, si tienen más de 50 trabajadores. Contratar a discapacitados mejora tu imagen.

Desgraciadamente, las personas con discapacidad están muy desfavorecidas en el terreno laboral, puesto que se siguen contando con multitud de prejuicios y estigmas sobre este sector. Se le discrimina por su capacidad o rendimiento, provocando que haya una alta tasa de desempleo.

Bien es cierto que el Estado ofrece ayudas y ventajas económicas para las empresas que decidan incluir a personas con discapacidad en su plantilla, pero sigue siendo una tarea pendiente.

En relación a lo anterior, es vital que las empresas cumplan con la ley de inserción laboral. Para ello, Filmijob te da a una serie de medidas:

1. Concienciación y sensibilización.

El departamento de recursos humanos debe concienciar a los trabajadores y fomentar el respeto y la cooperación.

2. Redistribución de la oficina.

Las instalaciones de la empresa han de ser accesibles. De este modo se deben de eliminar barreras arquitectónicas que impidan el libre movimiento de los empleados. La adaptación de los puestos de trabajo y aseos para las necesidades de estas personas también resulta primordial.

3. Abrir canales de comunicación.

Es esencial tener canales entre empleados y departamentos. También hay mantener los canales de comunicación externos. Las personas con discapacidad deben tener plena libertad para hablar con clientes, colaboradores o proveedores.

Mejora tu imagen:

En Filmijob estamos muy sensibilizados. Tener a personas con discapacidad dentro de la empresa mejora mucho la imagen de la entidad. Los clientes tendrán la impresión de que la organización está comprometida con el colectivo, a la vez de que es una compañía inclusiva y alejada de prejuicios. La contratación de personas con discapacidad va acompañada de ayudas y beneficios económicos fiscales. Las reformas y adaptaciones suelen ir subvencionadas por el Estado.

Si quieres crear un entorno inclusivo e igualitario, comienza por buscar buenos trabajadores, pues contratar a discapacitados mejora tu imagen. No olvides que la discapacidad no es en ningún caso un obstáculo a la hora de desempeñar un puesto de trabajo, como tampoco lo es a la hora de encontrar talento.

Cómo realizar el onboarding durante los tres primeros meses

90 días es lo que tarda un empleado en acostumbrarse a sus nuevas funciones

Los programas de onboarding pueden durar semanas o incluso meses. Es una tarea esencial si queremos adaptar al nuevo empleado y conseguir su máxima productividad. Te contamos cómo realizar un onboarding eficaz. 90 días es lo que suele tardar un empleado en acostumbrarse a sus nuevas funciones, prepararse mentalmente para sus responsabilidades y sentirse apoyado y valorado. En los dos últimos posts de Filmijob os contamos cómo realizar el onboarding el primer día y también os dimos 8 consejos para realizar el onboarding durante la primera semana. Ahora os contaremos cómo debería de ser en sus primeros 3 meses.

¿Cómo realizar un onboarding eficaz?

  1. Crea líneas de comunicación. Tras haber finalizado el primer mes, el nuevo trabajador debería de haberse acostumbrado a su entorno de trabajo. De tal manera que esté instalado y participe con el resto de la oficina. A partir de aquí se debería de averiguar cuáles son los puntos fuertes y débiles para poder prestarle ayuda o apoyo.
  2. Delega. Lanza al nuevo empleado hacia la independencia. Le has formado y le has proporcionado un buen proceso de onboarding. Por ello, es el momento de que ponga en práctica todo y se desenvuelva en el trabajo.
  3. Marca los objetivos. Tras haber realizado los objetivos marcados en sus anteriores procesos, deberás de establecer algunos a largo plazo. Metas que cumplir en los próximos tres meses. De esta manera, fomentarás el buen rendimiento, la implicación y la integración en el lugar de trabajo.
  4. Integrarlo en el equipo. Cuando se trabaja en departamentos o en grandes oficinas se suele hacer en grupo. Dale proyectos en equipo, impulsa sus ideas y otórgale apoyo en los grupos, para que consiga desenvolverse y aportar puntos positivos a tu negocio.
  5. Realiza la primera evaluación de rendimiento. Han pasado tres meses y el periodo de adaptación de los 90 días se ha cumplido. Por lo tanto, el nuevo empleado debería de haber alcanzado un nivel de competencia decente. Es la hora de recoger los frutos. Es un buen momento para valorar cómo ha sido la trayectoria. También reflexionar sobre su valía para reconocer si satisface todas nuestras necesidades.

Alternativa…

Recuerda que, aunque sepas cómo realizar un onboarding eficaz, los procesos pueden ser largos y tediosos. Desde Filmijob te ofrecemos la posibilidad de desempeñar todo el proceso de una manera adecuada para que puedas integrar a tus empleados de una manera correcta y sin quebraderos de cabeza. Contacta con nosotros si necesitas ayuda.

8 Consejos para realizar el onboarding durante la primera semana

Un buen onboarding ayudará al empleado a comprender la visión de trabajo sobre tu empresa

Probablemente te preguntes cómo va ser el onboarding durante la primera semana para tu empleado. Porque se trata de una tarea esencial a la hora de incorporar nuevos trabajadores y queremos ayudarte, en nuestro anterior artículo te explicamos cómo hacer el onboarding durante el primer día de trabajo.

Por esto, hoy te contaremos cómo debe ser el onboarding durante la primera semana. Te recordamos lo siguiente: el onboarding es una tarea esencial que hará que el empleado se forme y consigne su visión general de la empresa. Cuanto mejor se haga, mejores resultados veremos.

¿Cómo debe de ser el onboarding durante la primera semana?

1. Revisa con el empleado los aspectos importantes en lo referente a la empresa. 

Como las reglas, los procedimientos, los procesos y en general cómo se debe proceder y hacer uso de los bienes de la empresa. Por ejemplo: qué horas hay para el tiempo libre, para almorzar, merendar, cómo se usa internet y de qué manera se comunica la empresa – correo, chat, etc -.

2. Muéstrale la cultura de la empresa.

Tras llevar un día en la empresa, el empleado ya tendrá una visión objetiva de cómo se trabaja, de cuáles son los objetivos y la misión de la organización. Cuáles son los valores… Tras comprender esto, toca ayudarle a entender cómo se relaciona la cultura de la empresa con los servicios o productos que se ofrece.

3. Proporciónale al empleado una libreta.

O una guía de cómo se deben realizar los procedimientos. Es decir, aportar al empleado una guía donde pueda consultar cosas. Cómo es la configuración del correo electrónico. O cómo se accede a los ordenadores, a las plataformas…

4. Muéstrale qué se espera de él.

Enséñale cómo debe de ser el proceso de formación. Explícale cómo puede ir avanzando en la empresa. Pon a su disposición los cursos necesarios, establece rutas y metas para que siga el camino adecuado.

5. Fórmalo.

A partir del segundo día es un buen momento para empezar la formación. De esta manera, será un proceso que le ayude a relacionarse e ir haciéndose un hueco en la empresa.

6. Crea un seguimiento y evalúa su primera semana.

Tras dar tiempo al nuevo empleado para que se acostumbre a la oficina, al espacio de trabajo y a su mentor, haz un seguimiento para asegurarte de que se siente cómodo y está entendiendo las cosas a un ritmo adecuado. El final de la primera semana es un buen momento para hablar sobre cómo debería progresar el próximo mes. Qué esperas del empleado y cuánto debería haber avanzado una vez que llegue a ese punto.

7. Chequea sus dos semanas.

Verifica que ha cumplido los objetivos establecidos. De esta manera, habrá una meta que servirá como aliciente para el empleado y como evaluación para ti.

8. Impúlsalo a estar activo.

Tras realizar sus cursos y su semana de adaptación, dale trabajo real. Reparte el tiempo para que sienta que ya forma parte de la empresa y que está realizando trabajo realmente útil.

Alternativa…

Desde Filmijob apoyamos plenamente los procesos de onboarding, podemos ayudarte con nuestros módulos para que estos procesos sean los más rápidos y fructíferos. Si necesitas ayuda, pregúntanos a través de cualquiera de nuestras plataformas.

Cómo realizar el onboarding el primer día

Realizar un buen onboarding durante el primer día garantizará el éxito del nuevo empleado

El onboarding durante el primer día es importante, pues es el proceso por el cual los empleados adquieren los conocimientos, habilidades y comportamientos necesarios para formar parte de la empresa. En Filmijob te hablamos mucho de este proceso de adaptación. Cuando un empleado nuevo entra en la empresa queremos que sea productivo lo antes posible. Pero también es importante no abrumarlo rápidamente en este proceso. Por ello, es importante seguir un procedimiento en las diferentes etapas, como en su primer día, en la primera semana, en sus primeros tres meses…

En este post hablaremos sobre su primer día. El onboarding  durante el primer día suele ser el más duro. Puede ser un día estresante y emocionante al mismo tiempo. Por tanto, recomendamos que intentes que tus nuevos empleados se sientan cómodos.

Cómo conseguir que se sientan cómodos y se adapten
  • Anuncia su incorporación. En la organización, en el negocio, en la planta, en el departamento o en cualquier parte de relevancia para la empresa. Es un buen estímulo reunir al personal de sección para presentar a su nuevo compañero de trabajo. De esta manera, evitaremos las caras largas ante los desconocidos. También puedes usar el correo electrónico para informar a los compañeros de la nueva incorporación y contarles cuál será su puesto, las funciones y un poco de información general. De esta manera, podrán iniciar una conversación sencilla y tener más consideración.
  • Enséñale la empresa. Realizar una visita guiada con el empleado es muy beneficioso para poder entablar conversación con él y conocerlo más a fondo. También podemos aprovechar para presentarlo al resto de los compañeros. Es importante que la visita se centre en mostrar todos los aspectos básicos. Como dónde puede almorzar, dónde se encuentran los baños, el parking, los departamentos, los despachos, las salas de reuniones, los salones de actos…
  • Prepara una agenda y cuéntasela. Organiza cómo será la primera semana del nuevo empleado, qué hará, sus horarios, con quién deberá tratar… Y muéstrasela, cuéntale qué hará durante la primera semana para que sepa qué esperar.
  • Consígnale un mentor. Asigna a alguien con experiencia. Alguien que conozca los procedimientos y políticas de empresa para que forme a este nuevo empleado. También debes indicarle cuál es la manera correcta de llevar a cabo las tareas diarias básicas. De esta forma, el nuevo individuo podrá orientarse sobre las peculiaridades y el funcionamiento de la empresa.

 

Onboarding para fidelizar talento

La incorporación del talento es un proceso que no acaba con la selección. Cuida el Onboarding de tu equipo.

Hemos tenido un año y medio de cambios constantes: vuelta a las oficinas, nueva normalidad, teletrabajo, pandemia… De pronto, nos encontramos en la última recta del año, una época que se caracteriza por los cambios y los replanteamientos de todo tipo. Eso incluye los cambios laborales, tanto por parte de los empleados como de los empleadores. Cuida el onboarding de tu equipo.

En septiembre las empresas suelen revisar sus cuentas, sus empleados, sus intereses… En definitiva, sus necesidades. Por ello, se proponen hacer reajustes en los procedimientos, sobre todo en su plantilla. Esto nos lleva a una reforma de la plantilla en la que se suelen incorporar a nuevos empleados.

Cuando hablamos de incorporar a nuevos empleados, no podemos dejar de nombrar el onboarding, un proceso que hará todo esl procedimiento más sencillo. Este sistema busca el “like” entre la persona y las expectativas de la empresa, con el único fin de que sea un éxito por ambas partes.

Incorporar a una persona en una entidad no termina tras un proceso de selección, va mucho más allá. Tienes que velar por el onboarding de tu equipo, pues se centra, precisamente, en este período de adaptación. Dota al nuevo perfil de acompañamiento y guía durante sus primeros 45-65 días. Y, además, se puede hacer perfectamente a distancia, siguiendo el sistema de teletrabajo por el que ya optan muchas empresas.

Actualmente, las nuevas tecnologías nos pueden ofrecer el éxito en este tipo de procesos. Otorgan una mayor versatilidad y flexibilidad. Por esto, ya no hay excusas para adaptar bien al nuevo empleado.

La importancia de un buen onboarding

Gracias a este proceso, el empleado comprenderá cuales son sus funciones, de qué manera debe hacerlas, quiénes son sus empleados, cuál es la jerarquía de la empresa… En definitiva, todos los conceptos necesarios para poder desenvolverse de una manera adecuada y rápida en el nuevo trabajo.

Desde Filmijob trabajamos también este tipo de procesos, con el fin de mejorar la adaptación de los nuevos empleados. Este método es importante para la empresa y para la incorporación. Mediante él, las organizaciones consiguen afianzar el talento y evitar las altas tasas de rotación.

Recordemos los últimos datos lanzados por la empresa de servicios financieros estadounidense Equifax Workforce Solutions: el 40% de los empleados abandona su puesto de trabajo durante el primer mes y un 10% lo hace antes del primer aniversario. En Filmijob encontramos y afianzamos el talento, así que, pregunta por nuestros módulos y nuestros servicios.

¿Qué es el plan DEI?

Las medidas que favorecen la inclusión y reavivan la creatividad en tu oficina

Hay mecánicas determinadas que las empresas ponen en marcha para favorecer a un colectivo minoritario. Estas aumentan la diversidad, la equidad y son procedimientos que favorecen la inclusión  – también conocidas como DEI -. Se trata de acciones que buscan la igualdad de condiciones y oportunidades.

Hay que destacar que aumentarán nuestro valor, ya que la diversidad es una fuente de riqueza e innovación. Además, tengamos en cuenta que es necesario aplicar este tipo de procedimientos para avanzar.

Entonces, ¿en qué nos deberemos fijar para implementar las medidas?

Lo primero, tenemos que revisar nuestras políticas y procesos. Es fundamental que estos sean objetivos y neutros. Lo segundo, generar un cambio en las mentes de la dirección o gobierno de la empresa. Tales decisiones son las que determinan cuál es la cultura empresarial, o sea, qué está “bien” y qué está “mal” dentro de la organización.

Es importante, por tanto, que existan órganos de gobierno que se encarguen de poner en práctica procedimientos que favorecen la inclusión de colectivos. Para esto, es vital definir e implantar una estrategia de diversidad e inclusión que resulte clave para lograr objetivos.

En Filmijob nos parecen fundamentales estas medidas que se llevan a cabo en las empresas. Como hemos destacado, trabajar con minorías puede traer consigo una mayor productividad para las organizaciones. Además, favorecen la inclusión.

Posibles dificultades

Las dificultades dependerán del entorno. Según el tipo de cultura de empresa que tengamos arraigado, unas medidas costarán más que otras. En algunos casos, hablamos de un cambio de cultura drástico. Significa revolver valores y credenciales que estaban muy establecidos. Para ello, deberemos de trabajar sobre los hábitos y conductas.

Otra dificultad es no ver el sentido de estas acciones. En tal caso, habrá que establecer un marco estratégico que englobe y ponga de manifiesto el porqué de las acciones. De esta manera, quedarán mejor definidos los procedimientos que favorecen la inclusión.

¿Pero cómo podemos afrontar las dificultades? 

Definiremos planes de intervención progresivos y sostenibles mediante análisis y auditorías. Comprobaremos que los directivos y los órganos importantes de la organización conocen y entienden el business case de la diversidad. Así se sabrán la importancia y finalidad de las medidas DEI.

Además, es fundamental entrenar las claves con los directivos , así como las habilidades para el liderazgo inclusivo. Por esto es tan relevante un buen plan de comunicación que defina claramente la cuestión y estrategia a seguir.

Por último, tendremos que poner en marcha las medidas específicas y medir los resultados.

Consejos para realizar un buen onboarding paso a paso

La mayor parte de los empleados consideran que en su empresa no se hace un buen onboarding 

La adaptación a un nuevo puesto de trabajo no siempre es fácil. Equifax Workforce Solutions realizó un estudio sobre el onboarding en empresas, mostró que el 88% de los encuestados creía que las empresas no tenían buenos programas de incorporación. Hay que conocer cómo realizar un buen onboarding, porque el 40% de los encuestados abandonó su puesto durante el primer mes.

El principal problema radica en que las empresas descuidan sus programas de incorporación. Por ello, es importante saber cómo realizar un buen onboarding. Entonces la adaptación de los empleados a sus puestos será más efectiva.

¿Pero qué elementos deberemos de mirar para elaborar un buen plan de incorporación? Filmijob te da las claves.

  1. El contexto: realizar un análisis sobre la empresa para conocer en qué situación se encuentra, conocer qué tipo de programas se llevan a cabo e investigar de qué manera se hacen. Preguntar a las personas que se hayan incorporado recientemente cómo valoran el plan que han seguido. También conocer cuál es la opinión de los empleados más antiguos. Porque así conseguiremos saber qué falla y qué no.
  2. La historia: definir cuáles son las acciones fundamentales del nuevo empleado, desde su incorporación hasta los primeros seis meses, dependiendo de qué largo sea el plaza de trabajo. De esta manera, marcaremos cuáles son las acciones y objetivos. Así, conseguiremos ubicar al empleado con su puesto y que se sienta acompañado durante todo el proceso de incorporación y adaptación al equipo para que pueda desarrollar su trabajo de manera eficaz.
  3. Los actores: determinar cuál es su papel y funciones dentro del equipo. Es preferible asignarle una persona a la que acudir de manera directa, alguien de referencia a quien preguntarle y que le haga sentir cómodo.
  4. El escenario: presentarle los recursos y las herramientas que usará para desempeñar su trabajo. Es otro de los puntos para saber cómo realizar un buen onboarding.
  5. La puesta en escena: revisar el plan y valorar cuál es su coherencia. Comprobar que esté alienado con la filosofía de la empresa y que puede funcionar de una manera eficaz. Los tiempos y las tareas deben de estar bien coordinados.
  6. El resultado final: tras aplicar todo esto, deberemos comprobar que de verdad funcione. Hacer reuniones cortas con los nuevos empleados para comprobar cuál es la eficacia del nuevo método. Este tipo de programas permite valorar el programa de incorporación y su conjunto, para descubrir fortalezas y debilidades.