Cómo conseguir talento

El talento es un compendio de varios factores, la tormenta perfecta que lleva al éxito de tu empresa

El éxito de una empresa depende, entre otras cosas, de la capacidad para detectar el talento. ¿De qué manera lo podemos conseguir? Realizando buenos procesos de selección, tales como los que ofrecemos en Filmijob. También debes de poner atención en los empleados que ya tienes contratados. Pueden tener mucho potencial y no estar desarrollándolo por mil motivos distintos. En ese caso, te invitamos a que te acerques a tus empleados e intentes ayudarlos en todo lo posible.

¿Qué es el talento?

En general, una persona con talento tiene valores, ganas, pasión y actitud. Un trabajador normal hará su trabajo bien. En cambio, quien dispone de talento, marca la diferencia. Además, el talento no sólo depende de una persona, también del equipo. Rodearse de un equipo adecuado hará que las personas con talento destaquen aún más. Gente con actitud, con ganas… es la que multiplica los beneficios de la empresa.

¿Cómo atraemos el talento?

El talento nace. Uno de los puntos principales que hay que entender es que todos tenemos talento, sólo hay que descubrir cuál y cómo usarlo. De esta manera, también encontramos los propósitos y, cuando se juntan las ganas de desempeño, la actitud, los conocimientos y una alineación con los valores de la empresa. Ahí nace el talento y se desarrolla.

Otra parte fundamental es crear equipos con talento, que congenien entre sí y que sean diversos, con capacidad para solventar los problemas que ocurran. Un equipo que no sólo sostenga a la empresa, sino que la impulse. Por ello, a la hora de buscar talento, debemos realizar un buen proceso de selección, plantearnos primero “Quién” y después “Qué”.

Con respecto al “Qué”, la persona debe tener valores, brillo en los ojos, muchísima actitud, ganas, pasión y no ver obstáculos. Cuando tengas todas esas cosas, decidirás en qué sitio la colocas. Elige a tus trabajadores y después sus puestos.

Cuando una persona tiene talento y sabe cuál es su pasión, se desarrolla a una velocidad vertiginosa. Pero recuerda: esto sólo sucede cuando das con alguien que trabaje con pasión, que se alinee con los valores de la empresa y encaje en el ambiente grupal.

8 Consejos para disminuir la tasa de rotación

Disminuir la tasa de rotación minimiza las perdidas en las empresas, tanto de capital humano como económico

En el mundo empresarial uno de los factores que genera mayor pérdida de recursos y que ya es un grave problema para las grandes organizaciones es no disminuir la tasa de rotación de personal. Incluso, aunque no se encuentre en un alto porcentaje. Realmente, existen ciertos sectores o actividades donde encontrar el talento adecuado no es tarea fácil.

¿Qué podemos hacer para mejorar o disminuir la tasa de rotación? Filmijob te da ocho consejos.

1. Selecciona eficazmente.

Tómate el tiempo para conocer y evaluar a tus candidatos objetivamente. Comprueba que de verdad cumplen con los conocimientos y que tienen la actitud que necesita la organización. Sobre todo, verifica que los valores del candidato encajen con los valores de la empresa. Por tanto, cuando realices las entrevistas de trabajo, asegúrate de extraer a los candidatos el máximo de información. De ese modo, tendrás una visión de a quién vas a meter en tu empresa.

2. Informa.

Explica desde el principio todo lo referente al puesto y la organización, como responsabilidades, formas de evaluar el desempeño, sueldo, formas de pago, prestaciones, reglas de comportamiento… O sea, cuanto mayor informada esté la persona a la que vas a contratar, menos malentendidos habrá.

3. Induce.

Imparte cursos, dales la bienvenida, preséntales a sus nuevos jefes de trabajo, comparte con ellos cuál es la misión, visión y valores de la empresa… Cuando los empleados entienden el propósito y los valores de su empresa, estos se vuelven más comprometidos y obtienen mejores resultados. Desempeñarán sus funciones acordes a lo esperado y a los valores de la empresa. Todo se traducirá siempre en una mayor productividad y menor pérdida de tiempo.

4. Integra.

Involucra al jefe de inmediato, tanto en el proceso de selección como en el trabajo. Involucra a todos los departamentos relevantes con el puesto. Cuanto mayor sea la socialización entre distintas áreas, mejor confluirán las ideas y los buenos resultados. Se retroalimentarán los diferentes departamentos.

5. Capacita.

Las empresas con mayor éxito son aquellas que se ocupan de capacitar y desarrollar a su gente para que aumenten sus habilidades y sus competencias. Invierte en tus empleados, ya que después se traducirá en una mejora de tu negocio.

6. Motiva.

Fomenta las relaciones de comunicación. Un ambiente laboral sano es un ambiente donde se genera mayor productividad. Invita a sus empleados a relacionarse entre ellos, organizando desayunos, almuerzos o fomentando el uso de las salas comunes.

7. Premia.

Reconoce y premia los logros. No hay nada más satisfactorio que se reconozca el trabajo bien hecho. A veces, con un simple “gracias”, los empleados se dan por satisfechos. El buen trabajo hay que reconocerlo, ya que a veces nos centramos sólo en resaltar lo negativo.

8. Despide.

No tengas miedo de despedir a los empleados que no estén capacitados para el puesto. A veces pueden resultar un lastre para tu empresa. Que estés intentando reducir la tasa de rotación no quiere decir que no puedas despedir a alguien o que tengas que soportar a un empleado malhumorado porque no conozcas quién puede ocupar su puesto.

Atrapa el talento en tu empresa

Ofrecer buenas condiciones laborales es vital: atrapa talento en tu empresa y evita la rotación de personal

El mundo de los recursos humanos está en constante en evolución. La gestión de talento es un término que usan las empresas para referirse al cuidado de sus trabajadores. Atrapa talento en tu empresa, puesto que es fundamental para triunfar en el mercado laboral.

La gestión de talento se define como un conjunto de procesos de RRHH integrados. Esta acción está diseñada para atraer, desarrollar y motivar. Por esto, atrapa talento en tu empresa.

Sabemos en Filmijob que las personas son los activos más importantes de las empresas u organizaciones. Hasta hace poco, no se priorizaba casi nada en aspectos como la gestión de talento. Realmente, en los últimos años se ha convertido en una cuestión primordial. Actualmente, toda organización busca potenciar y atrapar habilidades de empleados.

En el rendimiento de cada empresa, entra en juego la política de gestión de talento. Por esto, las más productivas tienden a ser las que ofrecen buenas condiciones y beneficios. Ahora bien, dado que muchas conocen el riesgo de que los empleados sean captados por la competencia, han creado un plan de gestión para reducir la rotación de personal.

¿Cómo hacemos que un plan de gestión funcione?

Lo primero es establecer metas y objetivos en conjuntos. El error que cometen los directivos es tratar al personal como un medio más para llegar a un objetivo. Un empleado, que sólo recibe órdenes sin tener la posibilidad de retroalimentarlas, jamás estará satisfecho con su trabajo. Esto provocará una indiferencia ante resultados que se obtengan.

Ofrécele la confianza necesaria para formar parte de la toma de decisiones. Si lo haces, conservará este privilegio con ilusión. Después, mejora sus condiciones laborales. Porque, si quieres que tu empleado responda adecuadamente, debes aportar las condiciones laborales que permitan que realice su trabajo correctamente. Esto creará un ambiente laboral favorable. Atrapa talento en tu empresa con estos detalles.

Puntos para retener talento:

El reclutamiento

Es una de las principales acciones del proceso de la gestión del talento. De hecho, es la primera. Consiste en la capacidad de atraer y atrapar. Hay que hacer ofertas atractivas.

La incorporación a la empresa

Es un proceso más. Este permite que los nuevos empleados se puedan convertir en miembros productivos de la organización. Por ello, tenemos que acomodarlos en su puesto.

Plan estratégico

El proceso de desarrollo de implementación de planes estratégicos y políticas de gestión tiene el objetivo de conseguir las metas que se han planteado en la creación de la empresa. Presenta tus planes, fija tus metas y comenta con tus empleados cómo podéis llevarlos a cabo.

Evaluaciones de 360°

Es una herramienta que poseen los líderes. Permite evaluar el desempeño del trabajo del resto de los miembros del equipo. Valora el trabajo que se ha hecho, así como las circunstancias.

Liderazgo empresarial

Hace que el conjunto de actividades esté orientado a la consecución de objetivos. Por tanto, para ello procura la mejoría de las habilidades.

Desarrollo profesional

Es el proceso de establecer las metas y diseñar los planes empresariales. Estos últimos son los encargados de enlazar los objetivos con los logros particulares. En definitiva, es la planificación de la carrera como tal.

Programa de reconocimiento 

Es una forma de identificar y motivar a las personas y equipos que intervienen. Estos contribuyen, a través de su comportamiento y acciones, para la consecución del éxito de la organización.

Competencias 

Son los comportamientos, las características, las habilidades y los rasgos de personalidad que identifican a los mejores empleados. Es decir, aquellos que tienen éxito y que seguirán disponiendo de él.

Retención

Este es el esfuerzo sistemático que hace orientar a la empresa a mantener a los mejores profesionales. En la retención de talento, la organización también se orienta en crear y fomentar un ambiente de trabajo y clima laboral favorable a la cultura de la alta retención.

Cómo gestionar el estrés laboral

Gestionar el estrés laboral aumentará tu productividad

Es absolutamente clave saber cómo gestionar el estrés laboral que muchas personas sufren. Principalmente, para velar por la salud física y mental de las personas, así como para evitar la alta probabilidad de rotación de personal.

El estrés laboral está estrechamente relacionado con las políticas de seguridad e higiene de las empresas. Por una parte, el estrés laboral tiene mucho que ver con las expectativas o exigencias del trabajo. Por otra, si hablamos de salud, el estrés laboral es una reacción adversa física, emocional o psicológica. Cómo gestionar el estrés laboral es importante, pues los empleados se hallan ante una situación adversa, ocasionada por demasiadas presiones.

¿Cuáles son los síntomas y consecuencias?

Algunos de los síntomas del estrés laboral se pueden enumerar: irritabilidad, desmotivación, desgaste físico y mental, la sensible bajada en la productividad, la frustración de los empleados por no poder alcanzar sus objetivos y además una angustia generalizada y un malestar con el resto de empleados, supervisores o subordinados.

A pesar de que el estrés causado por motivos de trabajo es naturalmente una problemática que afecta a la esfera personal y de la persona, los equipos de recursos humanos cuentan con técnicas. Filmijob te las explica:

Contar con políticas de empresa.

Estas políticas tienen que fomentar el desempeño del trabajo y  enseñar a empleados a hacer pausas adecuadas que incentiven la productividad. Existen dos tipos de pausas: activas y pasivas. Las pasivas son descansos fuera de la zona de trabajo. Las activas consisten en desempeñar actividades físicas de un bajo impacto, como el de yoga de manera presencial u online.

Educar a los trabajadores y supervisores.

Aprender a gestionar el tiempo y priorizar las tareas. O sea, que cada persona sepa cuál es el rol que cumple dentro de la compañía y cuál es el impacto que sus funciones pueden tener dentro de la empresa. De esta manera, gestionarán su tiempo y vivirán con menos estrés. Priorizarán adecuadamente sus tareas.

 Realizar evaluaciones de desempeño.

De por sí, debe de ser una práctica constante de RRHH y dentro de cualquier empresa. Cuando hablamos de estrés laboral, las evaluaciones de desempeño nos pueden manifestar o poner a las claras en qué área o en qué tipo de actividad se genera algún tipo de ruido. Como consecuencia, desestabiliza el clima y afecta a la productividad.

Cómo abordar los conflictos laborales

Solucionar los conflictos laborales garantizará la productividad de una empresa

Los conflictos laborales son muy comunes en todas las empresas, hasta en Filmijob. Es muy importante tenerlos en cuenta, porque no sólo afectan al clima de trabajo y la cultura de la empresa, sino que impacta en la productividad. Cómo abordar los conflictos laborales importa, pues son muchos los factores que afectan a una empresa.

Las causas que hacen que los conflictos laborales surjan dentro de una compañía son múltiples. Por lo general, tienen que ver con la falta de recursos, de tiempo o de mala distribución de las tareas. También afectan las propias presiones del estrés laboral y los valores de una persona. Estos deben coincidir con los de la empresa.

Existen dos tipos de conflictos laborales:

  1.  Interno: se da dentro del trabajador. Esa discordia, entre los intereses del trabajador y los de la empresa, pueden ser trasladados al resto de empleados. Se generará un clima inestable. Por tanto, hay que saber cómo abordar los conflictos laborales.
  2. Conflictos entre organizaciones: una empresa contra otra. Estos se suelen dar entre empresas del mismo sector, cuando compiten entre ellas.

Cómo abordar conflictos laborales:

Para evitarlos, hay que tener en cuenta tres elementos clave. El primero, hacer una repartición de tareas que sea justa para todos las personas, de manera que cada trabajador sepa qué tiene que hacer y que se espera de él. El segundo, contar con una buena comunicación y contar con eficaces herramientas de comunicación interna. El tercero, saber empatizar con las personas. Esto significa entender cuándo una persona se encuentra menos motivada, cuándo se encuentra frustrada o cuáles son los problemas que puede llegar a tener.

¿Cómo solucionar un conflicto laboral?

  • Identificar el conflicto, investigar cuáles han sido las causas por diversos métodos y desde diferentes puntos de vista, para poder tener una visión más amplia del problema y comprender cuál es la situación real.
  • Generar las condiciones que faciliten su resolución, organizar reuniones entre personas que tengan el conflicto o con las personas que lo sufran, para poder entenderlas y saber qué necesitan o qué esperan de esta resolución.
  • Buscar una solución a este conflicto, para que deje contentas a las personas involucradas. Es fundamental que responda a los interinos de la empresa. Por ello, lo primero es buscar una solución que genere un buen clima de trabajo y que responda directamente a las necesidades de la empresa. En definitiva, algo que permita que todos se sientan realizados y productivos.

¿Qué es el salario emocional?

El salario emocional es una buena iniciativa para afianzar el talento en tu empresa

Filmijob te hace una recomendación: pon un salario emocional a tus empleados. ¿Crees que el talento sólo se compra con billetes? Los profesionales mejor formados valoran positivamente las empresas que les ofrecen mejores condiciones, aunque cobren menos. El salario emocional es una buena iniciativa para afianzar el talento, pues se trata del total de beneficios no económicos que ofrece una empresa a sus empleados, con el objetivo de mejorar la motivación y el compromiso de estos.

¿Qué comprende el salario emocional?

  • Conciliación laboral
  • Bienestar psicológico
  • Oportunidades de desarrollo

Conciliación laboral

Repercute directamente en la retención del talento. Cada vez son más los interesados en ese paquete de beneficios que ofrece la empresa. Es un punto muy importante para la empresa. Un empleado que esté cómodo en su puesto de trabajo, con sus compañeros y tenga cierta afectividad, se quedará en el mismo puesto porque tiene el “salario emocional”.

Cómo disminuir la tasa de rotación

Dentro del mundo laboral está muy valorada la conciliación familiar. Es algo que no distingue de edades. Al final todos queremos poder compaginar nuestra vida con el trabajo, los más mayores porque quizás tengan familia y los jóvenes, probablemente, por sus hobbies. Conceder esa flexibilidad laboral es ventajoso para una empresa, pues el empleado irá más contento y tranquilo a trabajar. Por ende, será más productivo.

Existen otras formas de aportar esta conciliación laboral, como dejar los viernes tarde libres, no trabajar por las tardes en verano, dejar la tarde libre el día de tu cumpleaños… Todo esto fomentará el bienestar psicológico. De hecho, la tranquilidad está muy valorada y al final nos repercutirá directamente a nosotros en forma de productividad.

Ofrecer oportunidades de desarrollo

También es un punto clave en el salario emocional. La capacidad de aprender, crecer y optar a un puesto superior en el trabajo. Además, es preferible tener empleados con más y mejores conocimientos. Estos trabajadores conocerán bien tu empresa.

La dirección de la empresa tiene que ser consciente y partícipe de todas las medidas. Ser la primera que quiera sumar más iniciativas para mejorar todos estos beneficios de clima y cultura. Sobre todo, que esté alienada con los valores de empresa. Porque, al final, es una rueda que va sumando y una cosa ayuda a la otra. Si la dirección de la empresa no cree en lo que supone implementar nuevas medidas, la iniciativa para afianzar talento no va a tener ningún efecto.

Comunicación interna eficaz

Los tips para una comunicación eficaz ayudarán a que conozcas a tus empleados y aumentes la eficiencia de tu empresa

La comunicación interna es el idioma de una organización, es aquella comunicación que va dirigida a nuestros empleados, al cliente interno de nuestra organización, la que nos sirve para motivar a nuestros empleados y crear un entorno laboral acogedor que explote las mejores funciones de ellos y nos ayude a retener el talento. Filmijob te ofrece hoy los tips para una comunicación eficaz.

¿De qué forma podemos canalizar la comunicación interna?

1. Canalizar la comunicación interna:

El beneficio de esto redunda directamente en la productividad de la empresa. Cualquier organización necesita que los empleados sean los embajadores de su marca, que estén alineados con la estrategia y que vayan remando en la misma dirección. Esto se consigue mandando los mensajes adecuados, siendo trasparentes y contando al equipo cómo nos gustaría que nos hablasen a nosotros. Para saber cómo funciona la comunicación interna, hay que estar en el pasillo de la corporación. Es decir, relacionándose con la gente y escuchando sus opiniones.

2. Identificar los roles en la comunicación interna de la empresa.

Dentro de ese pasillo, de ese hábitat empresarial, existen diferentes tipos de empleados. Por ejemplo, los que son callados, los extrovertidos y los influencers, que son aquellos que destacan y expresan opiniones. A propósito de estos últimos, ejercen gran influencia sobre otras personas. Sin duda, identificar a este perfil de empleado, es fundamental para conocer de qué manera piensa el resto. Es un puente hacia la realidad social de tu empresa. Este punto, de los tips para una comunicación eficaz, te ayudará a encauzar tu visión general.

3. Comunicación interna fluida.

Para que esto ocurra, el equipo de RRHH debe de estar formado por gente honesta, que trasmita confianza, seguridad, trasparencia… Para que los trabajadores puedan ir al equipo de recursos humanos y sentirse realmente a gusto y de manera profesional, ya que así conseguiremos que los empleados se abran internamente con nuestro equipo. De esta manera, al saber cuál es la situación real de cada empleado (cuáles son sus problemas, qué parte del trabajo les estresa más, cuáles son sus motivaciones…) podremos ayudarles, para mejorar su calidad laboral y por ende, nuestra productividad en la empresa.

4. La comunicación entre empleados mejora la comunicación interna

El equipo de recursos humanos debe de ser el área más visible de la empresa, la que más se desarrolle y fomente la comunicación entre el resto. Porque, haciendo esto, conoceremos más a nuestros empleados y sus capacidades. Al final, el talento que no se ve, se pierde.

5. Vincular los distintos departamentos.

Fomentar la comunicación entre profesionales de distintas áreas tiende a aumentar la productividad. De hecho, al compartir entre sí sus ideas de los diferentes ámbitos, aumenta la visión del resto. Les permite, por tanto, una mayor visión de la empresa. ¿Cómo se consigue esto? Estableciendo comedores sociales, zonas de almuerzo, habitaciones en las que reunirse para charlar.

En definitiva, debes de estar en contacto con el resto del equipo de trabajo. Así pues, un buen flujo de información ayudará a que comprendas cómo está funcionando tu empresa y cómo debes impulsarla hacia la excelencia.

Cómo seleccionar al candidato perfecto

Conocer los datos es una de las claves para elegir al candidato perfecto en el proceso de selección

¡Enhorabuena! Has llegado al final de tu proceso de selección de personal, has hecho un buen cribado, has valorado los miles de curriculums que te han llegado y ahora tienes ante ti a cuatro candidatos ideales para el puesto. Hay que tomar la decisión de con quién te quedas. ¿Cuáles son las claves para elegir al candidato perfecto? Es un gran dilema. Para seleccionar a uno no debemos basarnos en la intuición.

Aquí tienes las claves para elegir al candidato perfecto:

1. Cubre las necesidades de tu empresa.

Es importante definir cuáles son las necesidades de una empresa. Dependiendo de esto, podremos elegir al candidato que haga crecer a nuestra empresa.

2. Investiga al candidato con ayuda externa.

Busca referencias. Por ejemplo, cualquier otra plataforma puede tener la información que tú no tienes. Si estás recurriendo a una plataforma, indaga en ella. Hay que valorar si esa persona tiene las habilidades que tú quieres, el nivel de competencias que necesitas, idiomas, test de inteligencia, etc.

También puedes pedir referencias en sus anteriores empleos. Si es su primer empleo, pide referencias en la universidad, en voluntariado o en prácticas. Valora la posibilidad de que esa persona esté en contra del candidato. Si es así, podría llevarte a malentendidos. Una buena opción también es escuchar al candidato y valorar sus propuestas. En definitiva, información adicional que te puedan dar terceras personas. Cuanta más información tengamos acerca del individuo, más fácil será valorarlo.

3. Investiga a la persona por tu cuenta.

Hoy en día es muy sencillo. Las personas suelen tener una huella digital. Abre tu pc y disponte a indagar a través de internet. Puedes mirar en LinkedIn, Instagram, Facebook, Médium, Twitter… Pero solamente utiliza esta información para complementarte. No hagas valoraciones basadas en suposiciones, ni crees prejuicios. Nos llevarán al fracaso, por no cumplir las expectativas o por perder a un candidato ideal.

También es importante saber qué motivación tiene esa persona hacia el puesto y hacia la empresa. Incluso, hacia la vida en general. Una buena actitud hacia la vida puede hacer florecer al resto de empleados, además de a nosotros mismos.

4. Busca que haya unión, compromiso.

Valora cómo esa persona se va a involucrar en los equipos, cómo va a encajar con la cultura de tu empresa. Al final, la cultura de empresa es el alma que tiene tu organización. Si no encaja en ella, no es la persona que buscas.

En definitiva, estas son las claves para elegir al candidato perfecto. Como has comprobado, no es una tarea sencilla. Investigarlo es fundamental. Sobre todo, si queremos que encaje en la dinámica de la empresa.

Afortunadamente, desde Filmijob te proporcionamos un gran volumen de datos acerca de los candidatos, mediante: test, evaluaciones y análisis profundos de sus videoentrevistas. Así que, no dejes que se te escape el talento por no tener los recursos necesarios.